La regidora Adrover.

14

La Policía Local de Palma ha registrado este año, hasta el mes de octubre, un 37 por ciento menos de accidentes de tránsito que en 2019, informó este martes la regidora de Seguretat Ciutadana, Joana Maria Adrover, para quien esto es un resultado directo de las medidas de pacificación del tráfico puestas en marcha por el Ajuntament y de los controles llevados a cabo por los agentes. En 2019, concretó Adrover, se registraron en Palma 4.590 accidentes de tránsito y 505 delitos contra la seguridad viaria (etilometrías, excesos de velocidad, invasión de la acera por parte de patinetes, etcétera).

En 2020 las cifras bajaron por el confinamiento pese a lo cual hubo 3.026 accidentes y 376 delitos contra la seguridad viaria. Este año 2021, hasta octubre, se han contabilizado 2.872 accidentes y 474 en delitos contra la seguridad viaria. «Por eso el posicionamiento que tiene Cort respecto a la seguridad del tránsito y de los viandantes sigue firme y contundente y la policía seguirá haciendo cumplir la ordenanza de tráfico», aseveró la concejala.

Adrover aportó también cifras a nivel general del dispositivo COVID realizado por todas las policías. Así informo de que este año se han controlado 1.207 actividades, 23.152 personas y se han puesto 4.226 actas de denuncia. Aseguró que de momento el Consistorio no se plantea volver a tomar medidas como la limitación del tráfico peatonal por algunas calles, salvo que las cifras de la pandemia así lo aconsejen.

La responsable municipal realizó estas declaraciones con motivo de la presentación del dispositivo policial para las fiestas de Navidad que, indicó, pondrá el foco en los controles de tráfico y en evitar las aglomeraciones «pues continuamos en una situación que no nos permite bajar la guardia y la policía de Palma seguirá haciendo cumplir las medidas de seguridad». El dispositivo se desarrollará entre el 9 de diciembre y el 7 de enero, «fechas en las que se suele dar un considerable aumento de la actividad comercial y de ocio que repercute en una mayor movilidad que afecta tanto al tráfico como a la seguridad ciudadana», declaró.

El servicio se dividirá en dos grandes áreas de actuación: la del control y la fluidez del tránsito y la de la seguridad ciudadana y las aglomeraciones. Así habrá puntos de control de tránsito en diferentes zonas estratégicas de la ciudad, que afectarán a turismos, bicicletas y patinetes, y también puntos estáticos de control de seguridad ciudadana, con patrullas a pie e incluso participará la policía montada.

La policía, añadió por último Adrover, pondrá también el acento en los controles de etilometría y de velocidad durante las tardes y las noches. Los operativos, aseguró, se realizan con los 750 agentes que se tiene en plantilla, que en los últimos meses se ha incrementado al incorporarse los policías en prácticas. De media, especificó la edil, hay una media de 120 agentes en las calles cada día.