Marionetas luminosas en Palma. | Laura Becerra

0

El festival de espectáculos lumínicos, que se repetirá este lunes, completa la Encesa 2021. Centenares de familias pasearon este domingo por el centro de Palma para disfrutar de Llum, llum, llum, un conjunto de seis propuestas artísticas dirigidas por Elisa Martínez. En un principio debían celebrarse el sábado, pero las fuertes precipitaciones lo impidieron. La tregua meteorológica permitió que ayer, al fin, arrancasen las actividades, aunque una intensa lluvia a las 20.30 horas obligó a adelantar el final.

En el patio del CEIP Aina Moll, grandes y pequeños disfrutaron de Momo, un espectáculo de danza vertical y videomapping, creado por el estudio creativo Dalumen Lab, de Mitos Colom y Javier Cadavieco, y Ploma, la única compañía de danza vertical en Mallorca. En el show, los asistentes contemplaron los equilibrios y movimientos de Aina Pascual, Mariona Moranta y Elena Xibille. Casi al mismo tiempo, el pasacalles de títeres gigantes Light Dancers, de la compañía internacional de teatro El Carromato, inundó de color la calle Palau Reial. Cada media hora, entre las 18 y las 20 horas, los títeres luminosos de cuatro metros de altura se paseaban por la calle, danzando al ritmo de la música electrónica.

En ses Voltes, los paseantes se encontraron con Insectàrivm, una instalación audiovisual inmersiva e interactiva en la que adentrarse en el fascinante mundo de los insectos. En la plaza de La Llotja se presentó Senda sobre ruedas, un espectáculo de clown y mapping donde la poesía, la magia y el humor se combinan. La actriz Virgina Urdiales hizo de payasa, Rodrigo Tamariz se encargó de la producción musical y el videomapping, cuyas técnicas de luz y de sonido corrieron a cargo de Stephanie Bouchard y Lucía Mozo. Los jardines de s’Hort del Rei acogieron la instalación de poesía lumínica El Jardí Màgic, un espectáculo de luz en el que el público se sumerge en un viaje sorprendente.