Matías Amengual, esperando en la parada de Plaça d’Espanya. | Redacción Local

31

«Hay taxis pero no se les ve como antes». Así se manifiestan los taxistas, que están de acuerdo con las declaraciones del alcalde de Palma, José Hila, cuando advirtió que no se incrementarán las licencias de taxi mientras abogaba por el uso de ‘apps’ para encontrar un vehículo libre en la ciudad.

«Tuvimos una reunión con el alcalde el viernes pasado para tratar los problemas de este servicio. Lo ideal sería que todos los taxistas estuviesen adaptados a las nuevas tecnologías», según Pablo Arias, miembro de la junta directiva de la Asociación de autónomos del Taxi de Mallorca. Esta medida, observó, podría solucionar los problemas de los palmesanos a la hora de encontrar un taxi.

Arias advirtió que «el ciudadano está acostumbrado a bajar a la calle y encontrarse un taxi, pero ya no circulamos por la calle buscando clientes». El motivo es que ya no transitan por la ciudad buscando clientes y se quedan en la parada dado el encarecimiento del «45 por ciento del precio del gasóleo desde hace un año. Hasta ahora no nos hemos dado cuenta porque los coches han estado parados mucho tiempo. A esto se suma que tenemos las tarifas de taxi más baratas de España».

Aplicaciones

De las 1.246 licencias de taxi que hay en Palma, solo 800 trabajan con la ‘app’ de cada una de las cuatro emisoras de la ciudad, ya que cada una tiene su propia aplicación. «Estas ‘apps’ son el futuro: es similar a la de Uber».

En su opinión, el cliente solo tiene que bajarse la aplicación de cada emisora para detectar el taxi más cercano a su posición. Mientras, los taxis se preparan para el invierno y el 1 de noviembre parará la mitad de la flota. «No nos volveremos a recuperar hasta la próxima temporada», señaló Arias.

Antonio Marqués.

Juan Manuel Calero.

En la Plaça d’Espanya se agolpan más de diez taxis en la parada en una mañana de entresemana cualquiera. Matías Amengual advirtió que «solo faltan taxis en horas punta, como a las ocho de la mañana. Pero hay muchos atasco y tardamos mucho ahora en hacer un trayecto. Y sin embargo, ahora la parada está llena. En la última hora solo he facturado diez euros». Advirtió que «el tráfico en Palma es insostenible».

Juan Manuel Calero, por su parte, reconoció que «haría falta una aplicación del Ajuntament para unirnos a todos. No es necesario que haya más licencias, de hecho se están vendiendo. El problema es que lo que antes era un trayecto de cinco minutos ahora supone 20 y nos quedamos atascados».

En la misma parada, Antonio Marqués señaló que «si hay atascos, llegamos tarde a los sitios. Hay muchos taxis en las paradas y ahora hay menos turistas».