El desmantelamiento del poblado está paralizado por la falta de viviendas para los realojos. | Redacción Local

10

El Ajuntament de Palma reclama al Ibavi «colaboración y viviendas para facilitar lo antes posible el desmantelamiento de Son Banya. Esta es una de las 20 propuestas presentadas por el equipo de Gobierno y aprobadas ayer en la segunda jornada del debate de la ciudad.

El desmantelamiento del poblado chabolista está paralizado en estos momentos a la espera de poder contar con viviendas para realojar a las familias sin recursos que deben salir de Son Banya.

El Pacte aprobó todas sus propuestas, pero solo siete de las 18 presentadas por los grupos de la oposición y el regidor no adscrito, Josep Lluís Bauzá.

Otra de las iniciativas del equipo de gobierno se refiere a la intención del Ajuntament de ir recuperando paulatinamente, a partir del próximo años, la gestión de las ocho escoletas que en estos momentos están externalizadas. La primera en remunicipalizarse será la de Can Alonso, según el concejal de Educació, Llorenç Carrió.

El personal de estos centros cuya gestión se recupere podrá pasar a forma parte del bolsín municipal para estos centros de educación de 0-3 años.

El PP de Palma solo logró que se le aprobara una de sus propuestas, relativa al impulso de una política urbanística y de movilidad que favorezca la actividad económica y la creación de empleo. El PP lamentó el rechazo de su propuesta de reclamar beneficios fiscales para autónomos y pymes. También se les rechazó la propuesta de rebaja del impuesto de construcciones para rehabilitación de viviendas.

Por su parte, Cs denunció «la deriva radical del alcalde, José Hila, al abrazar las políticas intervencionistas en materia de vivienda, al votar en contra de la enmienda de Cs en la que se solicitaba la bajada del IBI para fomentar la salida de viviendas al mercado del alquiler, así como no subir el IBI a las viviendas vacías».

Cs sí logró la aprobación de su propuesta para habilitar más puntos de recarga de la tarjeta ciudadana y otra que reclamaba la creación de un corredor verde para conectar los barrios de es Pil·larí con s’Arenal y el polígono de Son Oms.

Vox consiguió la aprobación de dos de sus propuestas: para la agilización de la tramitación de las licencias de obra y para el desarrollo de un plan director sobre el estado de las aceras y los alcorques.

El regidor no adscrito también vio aprobadas dos de sus propuestas, para aumentar las ayudas en la etapa 0-3 años y para dar cobertura a las necesidades de policías y bomberos.