1

La empresa de limpieza de Palma Emaya instalará hasta el 9 de noviembre un total de 130 contenedores de materia orgánica en 21 barrios de las zonas de Llevant, Playa de Palma y Pla de Sant Jordi.

Con estos nuevos contenedores, se alcanzarán los 390.000 habitantes de un total de 73 barrios de la ciudad que podrán tirar la basura orgánica por separado, lo que representan el 90 % de la población en el municipio, ha detallado el Ayuntamiento de Palma este miércoles en un comunicado.

Entre esta semana y el 28 de octubre se instalarán los contenedores marrones en los barrios de Son Fortesa Sud, els Hostalets, Marquès de la Font Santa, Son Canals, Can Capes, Son Gotleu, Foners, la Soledat, Nou Llevant y Pere Garau.

Además, se instalarán los depósitos de materia orgánica en el Molinar, el Coll d'en Rabassa, Can Pastilla, las Maravillas, s'Arenal, el Pil·larí, Son Ferriol, Aranjassa, Sant Jordi y Casa Blanca entre el 28 de octubre y el 9 de noviembre.

Los nuevos contenedores marrones tienen una capacidad de 2.400 litros y se abrirán con la tarjeta ciudadana, para asegurar que se realiza un buen uso de ellos, y para poder implantar en un futuro un sistema de tarifa «justa» de tratamiento de residuos a quienes separen de forma correcta.

La materia orgánica supone entre el 35 y el 50 % de los residuos domésticos que se producen en la ciudad, según el consistorio, que destacad que su recogida selectiva permite elaborar compost, algo «imprescindible» para alcanzar los objetivos de reciclaje que marcan las legislaciones autonómica y europea.

La nueva implantación de contenedores de residuos orgánicos en Palma permitirá, según Cort, incrementar de forma «considerable» la cantidad de materia orgánica recogida en la ciudad, con el fin de que el 50 % de esta basura se recoja de forma selectiva, frente al 26 % actual.