Los palmesanos no pagan una contribución muy elevada, en comparación con otras ciudades. | ARCHIVO

3

Palma es una de las capitales de provincia que tiene el Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI) más bajo de España. En concreto, es la décimo quinta con un recibo medio más económico de 52, según un estudio de la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU).

El recibo medio que se paga en la capital balear en 2021 asciende a 370 euros para una vivienda con un valor catastral de 80.000 euros. Por su parte, la capital de provincia con el IBI más elevado es Lérida, exactamente asciende a 774 euro; le siguen Gerona, con 762; y Ciudad Real, 746.

Por el contrario, San Sebastián es la capital de provincia con la contribución más baja; concretamente el recibo medio es de 147 euros; le siguen Bilbao, con 153 euros; y Vitoria, con 258 euros.

Cabe precisar que esta circunstancia no es nueva, ya que hace años que Ciutat es una de las capitales de provincia que tienen el IBI más bajo de España. Esta circunstancia se mantuvo pese a la revisión catastral que se hizo en el año 2012, ya que los valores sólo aumentaron un 50 %, aproximadamente y desde entonces se han ido compensando con bajadas del tipo del IBI. Primero los gobiernos del PP y ahora los de izquierda han ido bajando un mínimo del 5 % de media anual el tipo en el IBI urbano; la base ha subido menos de un 5 % para las viviendas de valor catastral igual o inferior a 80.000 euros de calor catastral.

Cort prevé recaudar más de 100 millones este año con el IBI

El IBI es el impuesto que aporta una mayor recaudación a las arcas municipales, por lo que es muy importante para los Consistorios. El Ajuntament de Palma lo tiene ahora al cobro, salvo para las personas acogidas al servicio de IBI a la carta. En concreto, este año está previsto 100.735.112 euros con los 310.232 recibos de la contribución que se han puesto al cobro.