Presentación de la nueva Bicipalma, junto a la estación de la calle Blanquerna | Cort

13

Bicipalma inicia una renovación total con el doble de estaciones, 800 bicicletas nuevas, un 30% de las cuales eran eléctricas, y una alta en el sistema a a través de una aplicación de móvil.

El alcalde de Palma José Hila, y el concejal de Mobilitat, Francesc Dalmau, dieron a conocer este jueves la renovación del servicio público de préstamo de bicicletas que se materializará durante el verano del próximo año y en que supondrá una inversión de 2,6 millones de euros, que se afrontará con recursos propios de la SMAP o con financiación europea.

Hila expuso que la renovación del servicio de Bicipalma, que este año cumple una década de existencia y actualmente cuenta con 3.248 usuarios, hará que por primera vez llegue más allá de la vía de cintura gracias a que se pasará de 37 a 72 estaciones y se dará cobertura a 15 barrios nuevos, como Portopí, el Terreno, Son Armadas, Rafael Vell, Rafal Nou, el Vivero, Son Gotleu o la Soledat. Por tanto, se podrá hacer uso de las bicicletas públicas en un total de 41 barrios de la ciudad. También habrá estaciones junto a polideportivos como Son Moix o Son Hugo.

«De esta forma Bicipalma se convertirá en un aliado de nuestra apuesta por una movilidad sostenible en la ciudad», aseguró Dalmau.

Además de esta mejora se renovará toda la flota de Bicipalma con 800 bicicletas nuevas, frente a las 290 actuales. De ese total, un 30% hasta 240, serán eléctricas y asistidas.

Otra novedad importante, indicó el primer edil, es que para la utilización de este servicio público ya no se requerirá el uso de la tarjeta ciudadana, como ahora, sino que se hará a través de una web y mediante una aplicación de móvil.