Actualmente la tarjeta de la EMT se puede recargar en 194 puntos, pero no siempre son fáciles de identificar. | T. Ayuga

9

El gerente de la Empresa Municipal de Transportes (EMT) de Palma, Mateo Marcus, pone fecha a la recarga de la tarjeta ciudadana a través de internet: a partir del próximo verano.

Hasta ahora no se puede hacer así porque la información de la recarga a través de un móvil o un ordenador es imposible que llegue a cada autobús al instante, pues las máquinas actuales no pueden hacerlo.

Pero los nuevos rúter de los autobuses sí permitirán programar una recarga de la tarjeta ciudadana a través de internet o un pago con tarjeta de crédito.

Está opción se recarga, posible en numerosas ciudades desde hace bastante tiempo, es esperada con impaciencia por los usuarios del transporte público palmesano, ya que la recarga actualmente no es fácil, sobre todo desde que los kioskos decidieron dejar de prestar este servicio al no compensarles las contraprestaciones ofrecidas por Cort.

Actualmente la tarjeta se puede recargar en hasta 194 puntos de la ciudad (comercios de muy diverso tipo), pero lo cierto es que el usuario de la EMT muchas veces no sabe cuáles son estos negocios pues no todos se identifican como tales.

Marcús recuerda la revolución tecnológica que está realizando la empresa municipal estos años. «Está todo calendarizado en distintas fases y ya se empiezan a ver algunos resultados, como por ejemplo que desde el pasado mes de julio está en marcha una prueba piloto de manera que con la tarjeta intermodal del Govern ya se puede hacer un transbordo gratuito en los buses de la EMT que van a los hospitales, porque ya se tiene la tecnología necesaria instalada en esa parte de la flota que da cobertura a los hospitales».

La idea, añade el gerente, «es de cara al otoño (seguramente a partir de noviembre) extender el uso de la tarjeta intermodal a toda la red de autobuses de la EMT porque ya tendremos las máquinas puestas en casi todos los autobuses de la empresa».

Prueba piloto

A continuación, hacia finales de año «necesitamos terminar de instalar esos equipos, con todas las comunicaciones nuevas, en los autobuses más viejos, que son cerca de un centenar. De forma que en el primer trimestre año que viene estarán instalados los equipos en toda la flota».

Por último, en Pascua del año que viene se podrá poner en marcha el proyecto piloto de recarga de la tarjeta ciudadana a través del móvil. «Si vemos que el software funciona, en verano la recarga a través de internet será una realidad en Palma».

El gerente reconoce que este objetivo depende también de varios condicionantes, pues puede retrasarse debido alguna incidencia.

Fallos del sistema de información

Otro de los retos de la EMT es mejorar el sistema de información de los autobuses tanto en las pantallas instaladas en las paradas como en la aplicación móvil MobiPalma, un problema que padecen los usuarios de la EMT que en muchas ocasiones no pueden saber cuánto falta para que llegue su autobús porque la pantalla no funciona o porque la información que reciben es errónea. Para ello la flota deberá contar con un rúter.