Imagen de un autobús de la EMT. | Archivo

1

La Empresa Municipal de Transportes de Palma (EMT) ha ampliado sus servicios de transporte a la demanda hasta Son Gual y Puntiró durante los fines de semana y suma paradas en la carretera de Sineu entre Son Llàtzer y la Ma-30, ha informado el ayuntamiento en un comunicado.

Se trata de mejoras que responden al «proceso de escucha activa» entre la empresa pública y los distritos y entidades vecinales de Palma.

El teniente de alcalde de Movilidad Sostenible, Francesc Dalmau, ha destacado las la importancia de «escuchar y atender» demandas y, a la vez, mejorar el servicio del transporte a la demanda.

«Vamos incorporando pequeñas mejoras, ampliando el servicio y mejorando frecuencias para conseguir que la EMT conecte mejor todas las barriadas de Palma», ha explicado Dalmau.

Por otro lado, con el objetivo de seguir mejorando la prestación de este servicio público, la EMT ha iniciado la licitación para la adquisición de cuatro nuevas furgonetas propulsadas con gas de 8 metros de longitud. El presupuesto de licitación de estos nuevos vehículos es de 700.000 euros.

Estos nuevos vehículos estarán adaptados a personas con movilidad reducida y, además, dispondrán de las mismas prestaciones tecnológicas que la nueva flota de la EMT, lo que permitirá mejorar la localización de los vehículos y, por consiguiente, la información que reciben los viajeros.

Asimismo, actualmente está en proceso de adjudicación la nueva «App» de transporte a la demanda con un contrato por dos años que permitirá incorporar las mejoras necesarias que se han detectado después de un año de prueba piloto.