Vista de las vías principales de Palma. | T. Ayuga

1

El nuevo Plan de Movilidad Urbana Sostenible (PMUS) de Palma tendrá como principal objetivo reducir el número de vehículos privados que circulan por la ciudad en el periodo 2021 a 2027.

Para ello, la Junta de Gobierno del Ajuntament aprobó este miércoles la adjudicación de la redacción del PMUS a la empresa Desarrollo, Organización y Movilidad S.A., por un importe de 87.000 euros, que ahora tiene seis meses para redactar el plan una vez que el anterior PMUS caducó en 2020 y ha tenido que ser prorrogado.

El portavoz de Gobierno municipal, Alberto Jarabo, expuso que el objetivo de este plan es «definir las líneas de actuación de la movilidad sostenible que queremos en Palma en los próximos siete años».

En este sentido, el edil resaltó que el plan «tendrá como objetivo incluir aquellas actuaciones en las que se priorice la reducción del transporte individual, es decir del número de coches privados, en beneficio de otras formas de desplazamiento que no sean motorizadas, como caminar, bicicletas o vehículos de movilidad personal; así como potenciar el uso del transporte público colectivo».

Todo ello, añadió Jarabo, «haciendo compatible el crecimiento económico, la defensa de los derechos de la movilidad en todos los sentidos, la cohesión y convivencia social, la seguridad viaria y la defensa del medio ambiente».

El PMUS contemplará también planes de otros organismos que influyen en la movilidad municipal, en relación sobre todo al transporte interurbano y el tren.

Jarabo recordó que en actual PMUS «ya permitió avances muy sustanciales para invertir la tendencia más que generalizada del uso del coche al incrementar la oferta para el viandante incrementando las áreas de tráfico más calmado, como las zonas Acire, o la red de carriles bici».

Todo eso, aseguró, «continuará con el nuevo PMUS» y avanzó que «en los próximos días tendremos noticias vinculadas con la movilidad que se implantará en Palma».