Progreso en Verde acusa al equipo de Gobierno se no consensuar la nueva ordenanza y de no hacer nada en defensa del bienestar animal. | Miquel Àngel Llabrés

19

El mundo animalista está cansado de la inacción del Ajuntament de Palma en cuanto a políticas de protección a los animales. Por eso están preparando movilizaciones para este mismo mes de junio con las que reclamarán que se consensúe y se apruebe pronto la nueva ordenanza municipal de animales, que se remedien las deficiencias del centro de protección de Son Reus o que se busque una alternativa a la explotación de los caballos de galeras.

También se censura la continúa tala y poda de árboles, «porque es una destrucción de la naturaleza y de los nidos de las aves», la falta de ayudas a las colonias felinas o el hecho de que en algunos sitios se impida alimentar a los gatos, expone Guillermo Amengual, presidente de Progreso en Verde.

«Estamos cansados de pasar escritos y propuestas que son ignoradas y nos vamos a movilizar porque ya está bien de tanta inactividad y de tantas mentiras, y sobre todo porque la gente está harta y nos lo pide», asegura.

El concejal responsable del área de Benestar Animal, Ramon Perpinyà, declaró en el último pleno municipal, en una comparecencia solicitada por Ciudadanos, que la nueva ordenanza de animales estaría aprobada para finales de año, que en estos momentos había sido remitida ya a los Servicios Jurídicos municipales y recalcó que había sido consensuada con los principales grupos o entidades animalistas.

«Nada más lejos de la verdad», aclara Amengual, «yo he hablado con muchos de estos grupos y asociaciones y no saben nada de esta ordenanza». De hecho, desde Progreso en Verde se duda siquiera que «el texto de esta ordenanza esté realmente terminado».
Quizá la entidad más importante, en cuanto a su representatividad, es Baldea. Su presidenta, Maxi Lange, asevera que «hace dos años que no tenemos ninguna reunión con el Ajuntament en relación al borrador definitivo de la ordenanza». La entidad presentó hace tiempo algunas sugerencias, «pero no sabemos si se han aceptado o no».

En su opinión, «quieren que vayamos a las alegaciones, pero así no se hacen las cosas, se ha de consensuar antes». Lange lamenta que «pocas veces he visto unas actitudes tan antidemocráticas como las de ahora» en Cort.

Podemos, en contra

Para colmo, tampoco hay unanimidad dentro del propio equipo de gobierno ante esta ordenanza, pues, según Amengual, desde Unidas Podemos se considera que es más de lo mismo de la anterior ordenanza elaborada por Més la pasada legislatura y que en el último pleno tuvo que ser retirada por la negativa de la formación morada a apoyarla.

Por último, Amengual califica de «vergüenza ajena» la propuesta aprobada en el último pleno en relación al maltrato animal, presentada por Més y Podemos. «Se habló mucho de empatía hacia los animales y de acabar con el maltrato animal cuando este gobierno no está moviendo ni un dedo para conseguirlo, realmente es muy frustrante», lamenta. Progreso en Verde también cuestiona la labor de los grupos de la oposición en el Consistorio.

Nada se sabe de la ordenanza para las galeras

Progreso en Verde denuncia que aún no exista una ordenanza para las galeras: «En 2014 se aprobó hacerla, en 2017 estaba a puntito de salir y ya estamos en 2021 sin que nada se sepa de ella, porque no quieren enfrentarse al colectivo de las calesas», asegura Amegual. Insiste en que «les hemos suplicado unas propuestas de mínimos, porque tenemos el verano a la vuelta a la esquina, para proteger a los caballos, pero no hacen nada».