La revetla ya no se pudo celebrar el año pasado por las restricciones. | M. À. Cañellas

20

La Policía Local de Palma impedirá el acceso a las playa de Palma durante la Nit de Sant Joan, a fin de evitar la aglomeración de personas para celebrar esa noche previa al festivo del día 24.

El portavoz del Gobierno municipal y concejal de Participació Ciutadana, Alberto Jarabo, informó de que el martes tuvo lugar una reunión de coordinación con el Govern en la que se acordó que «no habrá celebración festiva de la Revetla de Sant Joan y será el Ejecutivo autonómico el encargado de redactar la normativa que permitirá a los municipios establecer protocolos que impidan que se pueda celebrar esa fiesta».

Así, el Ajuntament establecerá un dispositivo policial, como el que ya se hizo el año pasado, «para restringir el acceso de las personas a los arenales, que son el punto principal de riesgo que tiene esa noche».

El mensaje que se quiere enviar, indico el edil, es que «aún no es posible permitir la celebración de actos masivos como éste». Añadió que «estamos en un punto en que se está abriendo lentamente la restauración y puede haber diez personas en una mesa en un restaurante, pero lo que no se puede entender es que haya 10.000 personas o más celebrando la Nit de Sant Joan en una playa».

Por tanto, declaró Jarabo, «seguimos manteniendo la prudencia y sabemos que la ciudadanía es comprensiva, como ya lo fue el año pasado cuando no hubo ningún incidente en cuanto a las restricciones que hubo, por lo que este año pedimos que se sea consciente también de la situación, no obstante la Policía controlará los accesos a las playas».