Fachada del comercio, que ahora mismo solo tiene abierta la zona de tatuajes. | Jaume Morey

2

El Ajuntament de Palma ordenó este miércoles el cierre cautelar de las cabinas de piercings del local Colors Tattoo, ubicado en la calle Oms, tras la denuncia de seis infecciones graves causadas a personas que habían acudido a este negocio a ponerse un piercing en la oreja.

El área de Salut del Consistorio es la competente para el control y la vigilancia de este tipo de actividades en concreto y tras la apertura del expediente se ordenó el cierre de las cabinas en tanto se aplican medidas correctoras, consistentes en la desinfección de los espacios y la renovación del material que se utiliza.

Antes de poder reabrir las cabinas, la propiedad deberá presentar una declaración responsable de que ha cumplido con las medidas e inspectores del Ajuntament de Palma revisarán que se han realizado correctamente.

Aun cuando el local pueda reabrir las cabinas, el expediente abierto seguirá su tramitación y se determinará si cabe o no aplicar una sanción al establecimiento, según fuentes municipales.