La madre de Alba, junto a la escalera que debe subir y bajar con su hija. | Redacción Local

1

La Gerència d'Urbanisme aprobó este martes el permiso para la ocupación del espacio público a la familia de Alba, la chica con parálisis cerebral que su madre debe cargar a pulso para entrar y salir de su casa, a fin de que pueda construir una rampa en la entrada de la vivienda.

Hace cerca de ocho años que la madre de Alba, Teresa Torres, espera el permiso de Cort para instalar esta rampa que le permita no tener que subir y bajar con su hija los seis escalones que separan la vivienda del 25 de la calle Miquel Forteza i Pinya, en el Coll d'en Rabassa.

Ahora, la familia puede pedir a Infraestructures la licencia de ocupación de la vía pública y tendrá que costear la obra.