La comisión extraordinaria de Hacienda se celebró este lunes en la sala de plenos. | Redacción Local

1

El Pacte del Ajuntament de Palma aprobó este lunes en comisión de Hacienda extraordinaria la distribución de otros 17,8 millones del superávit del presupuesto del año pasado, con el voto en contra de PP, Ciudadanos y Vox.

Solo Ciudadanos presentó un paquete de doce enmiendas, que el Pacte rechazó de entrada, con el compromiso de estudiarlas de cara al pleno de este jueves, en que se aprobará el reparto del remanente de forma definitiva, ya que fueron presentadas una hora antes de la comisión. PP y Vox anunciaron que presentarán sus alegaciones en la sesión plenaria.

El concejal de Hisenda, Adrián García, explicó que los 17,8 millones se destinan a reforzar muchas de las áreas. Así, 7,8 millones irán a Infraestructures para la mejora del mantenimiento urbano y 3,7 millones al área de Seguretat Ciutadana para poner más policías en la calle mediante el incremento de las horas extraordinarias, por ejemplo. Mobilitat recibirá 400.000 euros más para las ayudas a taxistas, Justícia Social contará con 600.000 euros para las mujeres víctimas de violencia de género, Educació se reforzará con 400.000 euros para el programa Èxit, entre otros, y el área de Cultura verá incrementadas las partidas destinadas a la oferta cultural.

Por último, el edil aclaró que los 7,9 millones restantes de este superávit se reservarán «para tener margen de actuación ante imprevistos durante la evolución de la crisis sanitaria».

En su alegaciones, Cs propuso, por ejemplo, gastar menos en publicidad y comunicación y que se destine dinero de este remanente a un estudio de restauración de la plaza de la Reina, a la remodelación de la plaza del Mercat o a mejoras en la Platja de Palma. También se reclama que se destinen los 30.000 euros de los cursos de catalán del Institut d’Estudis Baleàrics a cursos de inglés para escolares en julio, o que aumenten las subvenciones directas al comercio.

Por su parte, el concejal ’popular’ Julio Martínez no cuestionó «la necesidad» de estos gastos decididos por el tripartito sino «su urgencia», pues consideró que muchos de ellos «pueden esperar hasta el próximo ejercicio presupuestario». Censuró, por ejemplo, el gasto en propaganda, «como el vídeo realizado sobre el proyecto de Nuredduna o el contador de árboles». Martínez criticó también que Cort se haya endeudado en empresas que tienen beneficios como la EFM y la SMAP.

Por último, el concejal de Vox Fulgencio Coll anunció que las alegaciones de su partido reclamarán que se destine más dinero de este superávit a servicios sociales, a ayudas al comercio o al vallado del parque wifi.