El regidor Dalmau y el gerente de la EMT, Mateu Marcus. | Ajuntament de Palma

13

La Empresa Municipal de Transportes (EMT) de Palma ha perdido en 2020 hasta 21,7 millones de viajeros, lo que supone una caída del 49,75 por ciento. Además, también ha sufrido un descenso de ingresos del 60 por ciento a causa de la pandemia.

El concejal de Mobilitat Sostenible, Francesc Dalmau, ha señalado que la caída de pasajeros ha sido generaliza en toda España, pero en Palma ha provocado una mayor bajada de ingresos.

A lo largo de 2020 la empresa municipal contabilizó 21.481.751 usuarios, que contrasta con los 43 millones contabilizados en 2019, año en el que se batió récord histórico. Esta caída de pasajeros también ha supuesto un desplome de los ingresos. Si en 2019 la EMT cerró el año con casi 31 millones de euros, en 2020 se contabilizaron 12,9 millones.

Dalmau ha recordado que antes de la pandemia el ritmo de crecimiento de pasajeros de la EMT no paraba de crecer y la empresa estaba dimensionada con una previsión de 45 millones de pasajeros. El regidor ha manifestado que la prioridad durante la pandemia ha sido «mantener en todo momento los puestos de trabajo sin recurrir a recortes ni ERTEs».

Por otro lado, el concejal ha recordado que se ha podido solventar esta situación de una grave caída de ingresos gracias a la ampliación de capital de 14,5 millones de euros realizada en 2020.