Imagen de la reunión mantenida este martes. | Ajuntament de Palma

El cambio del nombre de las calles de Palma con origen franquista será revisado. El alcalde de Palma, Jose Hila, y el regidor de Educación y Política Lingüística, Llorenç Carrió, han asistido la tarde de este martes a la reunión de la Comisión Técnica de Memoria y Reconocimiento Democrático para solicitar formalmente la revisión del Censo de símbolos, leyendas y menciones franquistas en las Islas Baleares que afecta a Palma.

Durante el encuentro se ha acordado la creación un grupo de trabajo para analizar los elementos que figuran y que se encuentran en Palma. Hila y Carrió han pedido que se preste especial atención a los cambios de nombre que afecten a las calles de los almirantes Churruca, Gravina y Cervera y a los nombres de ciudades o municipios. Además, han solicitado que se tenga en cuenta la trayectoria de Gabriel Rabassa.

Noticias relacionadas

Cabe recordar que el Consistorio inició la sustitución de nombres de 12 calles en cumplimiento de la Ley 2/2018, de 13 de abril, de memoria y reconocimiento democráticos de las Islas Baleares, que elaboró ​​el Censo de símbolos, leyendas y menciones franquistas. Esta norma es de obligado cumplimiento por parte de las administraciones competentes.

En total, se puso en marcha el cambio de los nombres de 12 calles de Ciudad: la avenida Joan March, las calles de Alfambra, Brunete, Toledo, Josep de Oleza, Gabriel Rabassa, Canónigo Antoni Sancho; almirantes Churruca, Gravina y Cervera; pasaje Castillo Olite y plaza del Obispo Planas.

A raíz de la polémica suscitada por esta iniciativa, Hila decidió paralizar el cambio de nombres y solicitar una revisión «urgente y extraordinaria». El alcalde señaló que «en política no tenemos siempre la razón y cuando se tienen dudas razonables, como yo también tengo en este tema, lo mejor es parar, revisar y si hay que rectificar no pasa nada».