Se cree que el inmueble es del siglo XIX. En la zona vivieron los primeros pobladores de El Terreno y antiguos leñadores. | Pilar Pellicer

1

La Associació per a la Revitalització dels Centres Antics (ARCA) denunció este martes que el Consell de Gerència d’Urbanisme otorgó la licencia de demolición de la casa situada en el número 22 de la calle Polvorí, en el barrio de El Terreno.

La entidad leyó un texto en el transcurso de la reunión para hacer constar en acta la pérdida de personalidad del barrio que ocasionará esta nueva demolición, así como el déficit que existe en la protección del patrimonio más humilde por parte del Ajuntament.

En su escrito, ARCA lamentó la demolición, pues se trata de «una de las casetas que hay en esta calle singular de El Terreno, de subida hacia una de las puertas del Castell de Bellver». Estas pequeñas edificaciones, indicó, «son bastante características en esa zona» y «son pocos los ejemplos que quedan».

«Nos preocupa la despersonalización del conjunto del barrio de El Terreno y la pérdida de sus diferentes singularidades», alertó la entidad conservacionista.

En opinión de ARCA, «estas casetas merecen una protección ambiental», una figura que «permite hacer mejoras sustanciales a su habitabilidad, pero al mismo tiempo garantiza la preservación del paisaje urbano».

Se cree que el inmueble data de principios del siglo XIX, por lo que es anterior a la urbanización general del barrio. En su primera época vivían los primeros pobladores de la zona, como los antiguos leñadores del bosque. Su presencia coincide con el pavimento empedrado de la calle, único en Palma al conservar el antiguo trazado del paso de carruajes. La vicepresidenta de la ARCA, Àngels Fermoselle, declaró que aún se desconoce qué se quiere construir en este solar, si bien recordó que la edificabilidad permitida en el mismo es de una planta baja más un primer piso.