Son Sardina verá cumplido este año su demanda histórica de un nuevo carril para viandantes y carril bici

| Son Sardina, Palma |

Valorar:
Calle Passatemps de Son Sardina.

Calle Passatemps de Son Sardina.

T. Ayuga

El Ajuntament de Palma ejecutará este año la construcción de un trazado para viandantes y carril bici en Son Sardina.

La regidora de Modelo de Ciudad, Neus Truyol, explicó este martes que hay una reivindicación histórica de los residentes de Son Sardina de «desarrollar en la calle Pere Sans Garau, que ahora mismo tiene una densidad de tráfico importante y a una velocidad más alta de la deseada, un espacio para viandantes y ciclistas seguro y que permita una movilidad sostenible entre el Camí de Passatemps y la carretera de Valldemossa».

La edil recordó que en la zona hay importantes infraestructuras, como la UIB, Son Espases o el polígono de Son Castelló, «lo que ha supuesto para la zona un incremento muy alto del tráfico», por lo que consideró que era «importante dar respuesta a esta demanda de crear un carril seguro para peatones y bicicletas y pacificar el tráfico en esta calle».

El proyecto, explicó, también conectará con carriles bici ya existentes, como el que va hacia Son Sardina y el que va por la carretera de Valldemossa.

La regidora añadió que el proyecto «respeta y pone en valor entorno paisajístico de la zona, tanto natural como arquitectónico».

La calle Pere Sans Garau, detalló la edil, tiene actualmente 6 metros de anchura, con un carril en cada sentido para el tráfico, y existe una zona de viviendas unifamiliares dispersas y toda una zona rural de almendros y demás vegetación. También existen elementos de la Font d'en Baster.

Por tanto, indicó que el proyecto redactado «propone una solución para esta movilidad sostenible y segura con la protección del entorno». Así, se mantendrá los carriles actuales y también el muro tradicional de piedra que separa el tráfico de los terrenos colindantes. Por lo que la actuación consistirá en rebajar este muro unos centímetros para que separe el tráfico de los ciclistas y viandantes pero con una alzada que permita la visual entre ambas zonas.

Tras el muro hay disponibles cerca de tres metros para el carril ciclista y el vial para peatones, que estará por tanto segregado de los vehículos a cuatro ruedas. A continuación hay otros tres metros para un carril que tendrá un pavimento natural donde se conservará al máximo el arbolado existente.

Tras este terreno natural se construirá un nuevo muro con las mismas técnicas constructivas que el otro «que separará el vial para viandantes y ciclistas con la propiedad privadas que hay a este lado de la calzada».

Truyol destacó que se ha llegado un acuerdo amistoso con la propiedad de esta zona «que nos ha dado un derecho de paso en favor del Ayuntamiento para poder realizar este vial».

Por último, explicó que esta calle está atravesada por dos ramales de la Font d'en Baster (declarafa BIC) donde se realizará una intervención para conservarlos al máximo.

Este proyecto está financiado por la Ley de Capitalidad, a través del Consell de Mallorca, y cuenta con un presupuesto de 315.000 euros.

Comentar

Para poder comentar debes estar registrado y haber iniciado sesión.

De momento no hay comentarios.