La entidad social Casa Obrera ha denunciado que la antigua oficina bancaria que utilizan como sede desde su implantación en Palma ha sido atacada por parte de activistas de extrema derecha.

La organización antifascista ha denunciado estos hechos a través de las redes sociales. Con algunas fotografías muestran el estado en el que ha quedado la entrada de la Casa Obrera de Palma, en las que se aprecia como los vándalos han tachado el letrero, y en su lugar han escrito un «Arriba España».

La plataforma que impulsa la Casa Obrera no tiene dudas y apunta a que elementos ultraderechistas, posiblemente significados con Falange, se encuentran tras estos actos, criticando que los asaltantes «se han dedicado a amedrentar a las familias desahuciadas que viven dentro del albergue».

Noticias relacionadas

En la siguiente publicación de Instagram pueden apreciarse los efectos sobre el inmueble, las pintadas extremistas y los pasquines de los falangistas. Estos hechos se producen de forma paralela al ataque con pintura a la escultura en recuerdo de Aurora Picornell en el Molinar, también en Palma.