27

Los gestores del nuevo Bar Cristal quieren recuperar «el ambiente más tradicional», según han avanzado. «La idea que tenemos es la de recuperar el ambiente más tradicional de este local y ofrecer lo de siempre: cafés, bollería, refrescos, llonguets... Estamos convencidos de que el público responderá positivamente, pero para ello lo fundamental es que la situación mejore y podamos abrir el interior del local», explica Patricia Fernández en el interior del bar.

La idea de los nuevos explotadores del negocio es abrir «cuanto antes, mejor mañana que pasado». Dadas las restricciones actuales, primero abrirán la terraza y en cuanto se relajen las medidas, el interior.

Como avanzó en exclusiva Ultima Hora, los hermanos Patricia y Rubén Fernández volverán a abrir en breve, y en su ubicación original, el Bar Cristal, mítico establecimiento de la Plaça d'Espanya, en Palma, que desapareció hace casi tres años para dar paso a Es Rebost.

Noticias relacionadas

Los nuevos explotatores del Bar Cristal han firmado el contrato de gestión por 15 años. Cabe destacar que cuentan con una amplia experiencia en el sector, ya que en la actualidad gestionan el bar y el restaurante del club militar Es Fortí. Además, su padre, Rubén Fernández, tiene negocios de hostelería desde 1978, cuando regentó la cafetería Fujiyama, situada en General Riera. En la actualidad, Fernández es el propietario del Museo de la Cerveza, enclavado en el Hipódromo de Son Pardo.

La familia que regentó el Bar Cristal hasta 2018 tiene registrado el nombre, pero la familia Fernández no cree que haya problemas con su utilización. «Yo he hablado con ellos y lo único que me pidieron era que quitara el burro (símbolo de Es Rebost) y lo hemos hecho. No sé si el nombre de ‘Cristal’ se verá acompañado de algo más, pero lo que destacará será esta palabra», comentaba Rubén Fernández (padre), quien reconocía que hace tres años ya intentó explotar el local. «Hice una oferta a la propiedad, pero al parecer no fue suficiente y prefirieron la de Helmut Clemens».

La familia Ramis regentó el Bar Cristal entre 1955 y 2017, cuando la propiedad del local subió el alquiler a un nivel que los inquilinos consideraron inasumible. Durante los siguientes meses hubo toda una serie de especulaciones sobre el futuro –sonó con fuerza que iba a ser una tienda de telefonía– aunque al final fue Helmut Clemens quien llegó a un acuerdo con la propiedad. Sin embargo, la COVID ha hecho que se vuelva al origen del negocio.