El depósito de Son Toells se empezó a vaciar a principios de año para adaptarlo a la ley. | Redacción Local

18

El Ajuntament de Palma puede sancionar con hasta 1.600 euros al titular, arrendatario o conductor habitual de un vehículo abandonado en la calle. Éste es el coste del cobro de la tramitación de la baja, las reclamaciones por su abandono, multas y otro tipo de gastos. El Consistorio recuerda que si el coche se entrega de manera voluntaria, el coste es mucho menor. Fuentes del cuerpo policial advierten que «se ha hecho una importante batida para localizar estos vehículos».

La Policía Local de Palma ha activado el procedimiento de destrucción de vehículos abandonados sin que tengan que ser trasladados al depósito municipal de Son Toells. De esta manera, se ha empezado a notificar a los titulares de los coches abandonados para que procedan a su retirada en el plazo de un mes.

Desguace

Si acabado el plazo siguen en el mismo sitio, los vehículos serán retirados y comenzará su proceso de desguace. A los titulares se les cobrará entonces las tasas correspondientes y serán denunciados.

La nueva iniciativa se suma a las que ya se están llevando a cabo desde el área de Seguretat Ciutadana en materia de destrucción de vehículos, tanto en la vía pública como en el depósito municipal de Son Toells.

Residuos

En lo que va de año, se han retirado de la vía pública 343 vehículos considerados residuos sólidos urbanos agravados (RSUA). A éstos se suman los 1.575 vehículos retirados de Son Toells. En total son 1.918 vehículos retirados tanto del depósito como de las calles de Palma.

En esta nueva iniciativa se han sumado 125 vehículos abandonados, considerados residuos sólidos urbanos (RSU). Éstos comenzarán a retirarse un mes después de que sus propietarios hayan sido notificados, si ellos no los han retirado antes.

Desde la Policía Local de Palma recuerdan que las tareas de retirada se han visto afectadas en el último año a causa de la pandemia. Durante el confinamiento se paralizaron muchos trámites que se retomaron con la nueva normalidad.

En la actualidad la Policía Local de Palma sigue con estos procesos activos y continúa tramitando decretos para la destrucción de nuevos vehículos abandonados.

Los polígonos de Palma

Desde la Policía Local recuerdan que los lugares donde hay una mayor concentración de vehículos abandonados son los polígonos industriales, aunque el resto de la vía pública de Palma tampoco se libra de ellos. Fuentes policiales advierten que «aunque lo dejen abandonado para ahorrarse los gastos de darlo de baja, lo cierto es que una vez localizado el vehículo se lleva a cabo una labor de identificación del titular, arrendatario o conductor habitual». El objetivo es reducir al mínimo el abandono, ya que tiene la consideración de residuo y es un foco de contaminación medioambiental. La cuantía de las sanciones intenta desincentivar esta práctica. Desde Seguretat Ciutadana se hace un llamamiento al civismo de la ciudadanía para evitar estas prácticas.