Imagen de un perro de Son Reus.

10

Voluntarios han presentado un contencioso administrativo por el mal estado de la perrera municipal de Son Reus, en Palma, según ha informado este miércoles su abogado Juan Alemany Garcías.

El abogado ha explicado que algunas de las deficiencias más graves de la perrera son que las jaulas no tienen la limpieza necesaria, así como hay riesgos de fugas de los animales o que no hay insonorización. En este punto, ha recordado que el pasado 6 de marzo ya denunciaron en el Ajuntament de Palma las «pésimas condiciones sanitarias de la perrera de Son Reus».

Alemany ha precisado que se presenta contra «la desestimación por silencio administrativo de las alegaciones presentadas en fecha 30 de julio de 2020 en contra de la actual situación sanitaria y de trato de bienestar animal de la perrera de Son Reus, así como de la solicitud para que nos contestan por escrito y motivadamente si a fecha de hoy cumplen o no las condiciones generales y sanitarias de los locales, instalaciones y funcionamiento en relación a los artículos séptimo y octavo de la actual ordenanza municipal».

Los voluntarios denuncian el mal estado de las jaulas
Los voluntarios denuncian el mal estado de las jaulas y las «pésimas condiciones sanitarias».

El abogado ha instado al Consistorio palmesano a incorporar en la nueva ordenanza de animales todas las alegaciones que han presentado, ya que de lo contrario la impugnarán.