El pequeño comercio y las microempresas de Palma han sufrido mucho desde el inicio de la crisis sanitaria. | T. Ayuga

26

Los comercios y pequeñas empresas de Palma podrán solicitar a partir de la segunda quincena de septiembre ayudas al Ajuntament –en algunos casos podrán llegar hasta un máximo de 9.000 euros–, que se podrán hacer efectivas a finales de octubre.

El concejal de Promoció Econòmica i Ocupació, Rodrigo Romero, informa que este área, a través de la Agencia de Desarrollo Local PalmaActiva, «está preparando una convocatoria de subvenciones de más de un millón de euros para apoyar a las pequeñas empresas y los autónomos que se han visto obligados a cerrar las puertas durante el estado de alarma o que han reducido su facturación al menos un 75 % durante marzo, abril y mayo respecto al mismo periodo del año anterior».

La subvención, explica, constará de dos líneas. La primera estará dirigida a proporcionar liquidez a las empresas afectadas por la pandemia. «Por primera vez, esta subvención incluye a los vendedores ambulantes que se vieron afectados por el cierre de los mercados municipales no permanentes», destaca el regidor.

La segunda línea se dirige de forma específica a las empresas que, siendo beneficiarias de la primera línea, tengan trabajadores a cargo y hayan mantenido la ocupación o, en su caso, hayan recuperado a los trabajadores tras un ERTE, o también que hayan incorporado alguna nueva contratación. De este modo, expone Romero, «además de proporcionar una ayuda genérica para el mantenimiento del comercio de proximidad, se pone un énfasis especial en el mantenimiento de la ocupación».

La cuantía de las ayudas dependerá de la situación de cada una de las empresas o comercios. Podrán llegar hasta a 2.500 euros para aquellos empresarios que se hayan visto obligados a cerrar sus negocios durante el estado de alarma o 1.500 euros si se trata de vendedores ambulantes afectados por el cierre.

En cuanto a la reincorporación o mantenimiento de trabajadores, las cantidades pueden llegar hasta los 1.500 euros por trabajador dependiendo de las características del contrato. El importe total de la subvención podrá ascender hasta un máximo de 9.000 euros por solicitante.

Según el concejal, «la subvención supondrá un esfuerzo extraordinario de Cort para paliar, en la medida de lo posible, los peores efectos de la pandemia».