Pandemia de coronavirus

La SMAP prevé dejar de ingresar unos 8,3 millones este año por el coronavirus

| Palma |

Valorar:
preload
El sistema de telegestión se dirige desde una sala de control (foto), en la que trabajan un mínimo de dos personas, que funciona las 24 horas al día durante los 365 días del año.

El sistema de telegestión se dirige desde una sala de control (foto), en la que trabajan un mínimo de dos personas, que funciona las 24 horas al día durante los 365 días del año.

La Societat Municipal d’Aparcaments i Projectes (SMAP) tiene una previsión de merma de ingresos de unos 8,3 millones de euros este año por la pandemia del coronavirus. El gerente de la empresa municipal, Pedro Manera, explica que solo durante las semanas de confinamiento decretado por el gobierno durante el estado de alarma, en que los ciudadanos no podían salir de casa sin un motivo justificado y estuvo suspendido el servicio de la ORA, la SMAP dejó de ingresar 1,6 millones por los aparcamientos de rotación y 1,3 millones por el aparcamiento tarifado.

A eso se debe sumar lo que se dejará de ganar hasta final de año por las consecuencias de la situación sanitaria y económica. En el caso del aparcamiento tarifado, la merma de ingresos total estimada a final de año es de 3,3 millones. Manera expone, por ejemplo, que la ORA estaba ingresando el mes pasado cerca del 50 % de lo que ganó en mayo de 2019, «aunque estos últimos días parece que el servicio se va reactivando», admite.

También la ampliación de las terrazas en zonas de aparcamiento influirá en estos ingresos, pues la empresa ha calculado que supondrá unos 200.000 euros menos de ganancias hasta el 31 de diciembre, si se mantiene esta posibilidad hasta ese último día.

En cuanto a los aparcamientos, la reducción global de ganancias se estima en unos 5 millones pues, por ejemplo, explica el gerente, el aparcamiento del Parc de la Mar, que normalmente ingresa unos 430.000 euros al mes, ahora mismo está prácticamente parado al no haber turistas, sus principales clientes.

Manera reconoce que la empresa puede hacer frente a esta situación porque «se encuentra en una buena situación financiera, con una tesorería saneada». El ejercicio pasado se cerró con unos beneficios de 3,8 millones.

La SMAP cuenta con un colchón de unos cuatro millones que estaban destinados a los nuevos proyectos de aparcamientos subterráneos. En este sentido el gerente no cree que la actual situación pueda suponer el retraso o la supresión de alguno de estos proyectos.

En ningún caso está previsto acometer nuevas construcciones este año, por lo que todo dependerá de la situación del próximo año, pero Manera confía en que para ese año «la empresa ya pueda funcionar al 100 %».

Telegestión

La SMAP ampliará a partir de agosto el sistema de telegestión en los aparcamientos municipales a cuatro estacionamientos más, los de Via Roma, Parc de la Mar, Marquès de la Sènia y Plaça Major. Actualmente este sistema ya funciona en los parkings de Comte d’Empúries, Comtat del Rosselló, Santa Pagesa y Manacor. El gerente de la empresa explica que la telegestión no ha supuesto la reducción del personal de la SMAP, sino que «la plantilla es la misma, incluso mayor pues se subrogaron los trabajadores de la contrata anterior, Trablisa. Así, sigue existiendo la figura de los agentes de aparcamiento, «pero en lugar de estar en la cabina de control sin moverse, se mueven por el aparcamiento, van en moto de uno a otro o hacen trabajos de mantenimiento».

Comentar

* Campos obligatorios

De momento no hay comentarios.