Pandemia de coronavirus

Un sindicato acusa a Cort de no garantizar los medios para evitar contagios en la EMT y Emaya

| | Palma |

Valorar:
preload
Un autobús de la EMT de Palma.

Un autobús de la EMT de Palma.

Europa Press

El Sindicato Independiente de Trabajadores y Empleados de les Illes Balears acusa al Ajuntament de Palma de no garantizar los medios para evitar contagios de coronavirus entre los empleados la EMT y Emaya.

En el caso de la EMT, exponen que «tienen requerimiento de la Inspección de Trabajo y de la Seguridad Social por no disponer de duchas para el personal que está en contacto diario con miles de ciudadanos, llevando el posible problema a sus domicilios y familia».

En relación a Emaya, denuncian el «incumplimiento de las normas nacionales de no circular más de dos personas en vehículos de transporte no público por el insuficiente número de estos vehículos con el incremento de efectivos».

También advierten de la «inexistencia de stock de EPI’s (mascarillas, guantes, etc.) para los trabajadores que permitan prevenir contagios», así como la «inexistencia de mamparas en la mayoría de unidades de autobuses puestos en servicio que realice de barrera entre el conductor y los usuarios».

El sindicato también sostiene que «no realizar test rápidos a los trabajadores de ambas empresas para identificar si existen casos portadores no asintomáticos que pueden ser fuente de provocar contagios a otros trabajadores y en el caso de la EMT a los ciudadanos».

Además, avisan que «de existir un caso confirmado sintomático a partir de la adopción de aglomerar a los trabajadores, supondría la cuarentena de todos los efectivos humanos que hayan tenido contacto con el infectado, lo que podría dejar sin garantía de servicios básicos al ciudadano».

También critican que «no se ha implantado el teletrabajo en todas las unidades administrativas» y critican que están enviando a los empleados a sus domicilios con «días libres o vacaciones propias con el objeto de aplicar una distribución irregular de la jornada conforme a lo determinado para los trabajadores no esenciales».

El citado sindicato pide la mediación del alcalde José Hila para que se garantice la seguridad de los trabajadores de la EMT y Emaya.

Además, sostienen que «las medidas adoptadas e implantadas de forma colectiva han permitido prevenir de contagios con resultados sintomáticos (los asintomáticos nadie los conoce) muy limitados, conocemos en concreto dos casos en unas plantillas sumadas de más de 2.000 empleados, un dato del bajo porcentaje de contagio gracias a la diligencia de todos en su cumplimiento».

El Sindicato Independiente de Trabajadores y Empleados de les Illes Balears asegura que Cort «obliga a exponer de forma innecesaria a más personal para el desarrollo de tareas rutinarias sin entidad de esenciales, pasando de una posición preventiva a otra posición de 'no pasa nada', se olvidan de todo el trabajo llevado a cabo hasta el pasado día 8 de marzo de 2020 e incrementan el personal que trabaja en la vía pública exponiéndose más al contagio, los empleados y sus entornos familiares, etc».

En este sentido, añade que «con el incremento de personal pretenden alcanzar el 100 % de los recursos disponibles, impiden mantener distancias sociales de más de 1 metro entre ellos y los ciudadanos, sin poner límites de ocupación que prevengan de aglomeraciones».


Aglomeraciones de trabajadores en vestuarios y duchas existentes en EMAYA que impiden cumplir con la distancia mínima entre ellos.

Comentar

* Campos obligatorios

De momento no hay comentarios.