El director del Megasport señala los cambios que se harán en el gimnasio ubicado en el Polígono Son Valentí de Palma (Mallorca). | Click

La gerencia de Urbanisme de Palma concedió este martes la licencia de obras y actividad al gimnasio Megasport, ubicado en el polígono de Son Valentí. El Grupo Cursach la había solicitado en junio de 2018, es decir, hace un año y cuatro meses.

Las obras contarán con un presupuesto de 3.764.674 euros. El tiempo de ejecución de las mismas es de 36 meses y se otorga un plazo de seis meses para comenzarlas. La empresa ha informado que se harán cambios importantes, por lo que técnicos y obreros se pondrán a trabajar ya. La intención de la empresa es poder reabrir las puertas de las instalaciones deportivas a principios del año 2020.

El director del Megasport, Salva Miró, ha explicado a este periódico los cambios que se llevarán a cabo en las instalaciones. «Hay que demoler la sala de Indoor walking, a la que se llega por el pasillo de los vestuarios y que está al fondo. Son dos plantas que quedarán convertidas en una terraza de unos 500 metros cuadrados, aproximadamente. Se utilizarán para realizar actividades en el exterior», señala.

Además se derribará el tabique que separa el vestíbulo del restaurante. Miró explica que «quedará una zona amplia y muy diáfana, que, por una parte dará a la salida del edificio y por otra, a la terraza de la piscina y pistas de pádel, que están por delante de las de squash, que desaparecen». De este modo, la Isla se queda sin pistas para practicar este deporte.

En cuanto a los vestuarios, van a sufrir una remodelación con la finalidad de mejorarlos.
También desaparecerá el denominado Mega health, situado por debajo de la planta baja. Esta zona, de unos 850 metros cuadrados de superficie, dejará de prestar la actividad que venía desarrollando hasta el cierre y se convertirá en gimnasio. Por su parte, la primera planta, que con la remodelación quedará transformada en un espacio de 3.000 metros cuadrados, será una sala de musculación.

En cuanto a la zona de aguas termales, aunque su ordenación va por un camino diferente al del resto del gimnasio, se espera que pueda entrar en funcionamiento más o menos en las mismas fechas.

Respecto al equipamiento, el Megasport, una vez que reabra sus puertas, contará con unas máquinas de ejercicios de altísimo nivel tecnológico, traídas de Estados Unidos y Alemania. Serán quinientas. De ellas, doscientas, aproximadamente, para ejercicio cardiovasculares y unas trescientas para musculación. Algunas de estas máquinas, movidas por fuerza electrónica, reconocerán al usuario una vez que este se identifique, y se adaptarán a su fuerza. Esto facilitará el ejercicio que lleve a cabo el cliente.

Miró destaca, finalmente, que los clientes del Megasport tendrán a su disposición 650 horas semanales de actividades dirigidas. Entre ellas, boxeo, baile, pilates, zumba, spinning con bicicletas de última generación y body pump, entre otras.