Este es el estado de la pared del edificio del Bar España tras la actuación del equipo de Emaya. | Ajuntament de Palma

12

Raudas y veloces. Las autoridades municipales de Palma han reaccionado con celeridad y, tras la publicación en Ultima Hora de la noticia sobre la aparición de nuevas pintadas antiturísticas y críticas con la especulación urbanística en el centro de la ciudad, han ordenado su eliminación, que ha sido completada este mismo lunes a última hora de la mañana, al menos en parte.

Según ha informado el Ajuntament de Palma, tras tener conocimiento de la existencia de las mencionadas pintadas, el equipo de eliminación de pintadas y grafitis de Emaya se ha hecho cargo de limpiar la primera, la del número 31 de la calle dels Oms, que 'invitaba' a los turistas a regresar a sus casas mientras abría las puertas a los refugiados.

palma calle olmos pintadas contra el turismo foto morey

Sin embargo, las dos pintadas del número 45 de la misma calle peatonal todavía son visibles. El consistorio explica que está a la espera de recabar el permiso de los propietarios de la comunidad para autorizar estos trabajos. La razón, según Cort, es que el material con el que está hecha la fachada es delicado, y se necesita el permiso de los dueños del inmueble para eliminar la pintura roja de la fachada.

Noticias relacionadas

Se trata, según Cort, de una actuación acorde a lo establecido según el «acuerdo municipal de eliminación de las pintadas que sean de carácter ofensivo o inciten al odio».

Este lunes por la mañana la pintura que rezaba el Tourist go home ha estado visible durante varias horas. Muchos han sido los turistas que han pasado por delante de la misma, algunos paseando por esta zona en el arranque lluvioso de la jornada. Se nota que en días como este los Oms se convierten en una de las más concurridas del centro de Palma. Y sobre la pintada, no demasiados le han echado cuenta.

Algunos visitantes se han parado ante ella, con sus mochilas a la espalda y sosteniendo sus ruidosos trolers y le han echado un vistazo. Algunos la han inmortalizado para enseñársela a los suyos cuando regresen a su tierra. Todos han seguido sin mirar atrás, con semblantes tranquilos, disfrutando sin más de su tiempo de vacaciones en Mallorca.