Los vecinos de los barrios de Son Llull, Son Serra y La Vileta se han unido en una asociación con la voluntad de «dar voz y solucionar los problemas» que sufran los vecinos de estas zonas, como la «problemática con la recogida de basuras».

Según ha informado este jueves la AAVV en una nota de prensa, el acto de presentación de la nueva entidad contó con 30 asistentes y tuvo lugar en el CEIP Son Serra, donde se presentó como primer presidente a Toni Obrador.

Entre los temas tratados en la reunión, han destacado la «dejadez de Emaya» con la recogida de basuras, la presencia de «malas hierbas en las aceras» o el «mal estado» del alcantarillado de los barrios.

Desde la Asociación han indicado que toda problemática que ocurra en los barrios será puesta en conocimiento del Ayuntamiento de Palma con el «ánimo de encontrar una rápida y eficiente solución».