Tras este cambio Cort tendrá «información de primera mano» de todas y cada una de las incidencias que se produzcan en el servicio. | Redacción Local

12

El nuevo teniente de alcalde de Movilidad Sostenible de Palma, Francesc Dalmau, ha destacado este martes que la internalización de los 176 empleados del servicio municipal de la ORA supondrá «un ahorro de 880.000 euros para el ciudadano».

El alcalde, José Hila, ha recibido este martes en Cort a los trabajadores del servicio de la ORA que desde el 19 de junio forman parte de la Sociedad Municipal de Aparcamientos (SMAP) y que ahora dependen de esta empresa municipal tras haber pertenecido casi 20 años a una empresa subcontratada.

El pleno del Ayuntamiento de Palma aprobó el año pasado asumir directamente la gestión del servicio de estacionamiento de pago en las calles ORA con los votos favorables de PSOE, Podemos y MÉS y el rechazo de la oposición, PP y Ciudadanos.

En la sala de plenos, Hila ha dado este martes por la mañana la «bienvenida al Ayuntamiento de Palma» a los trabajadores y ha elogiado la labor desarrollada por al anterior concejal de Movilidad, Joan Ferrer, de quien ha dicho que «trabajó durante tres años para lograr la internalización del servicio de la ORA».

Hasta el 18 de junio, los trabajadores del servicio ORA de Palma pertenecían a una UTE formada por las empresas privadas Dornier y Roig. Con la nueva situación, ahora dependen directamente del consistorio.

Por su parte, Dalmau ha asegurado que, tras este cambio, Cort tendrá «información de primera mano» de todas y cada una de las incidencias que se produzcan en el servicio.

Dalmau se ha felicitado por la recuperación de un servicio que se implantó Ramón Aguiló como alcalde de Palma. Después se externalizó y, tras más de 20 años, Cort vuelve a asumirlo directamente.

Por su parte, el presidente del Comité de Empresa de ORA-SMAP, Mario Quinteros, ha declarado que los trabajadores «en un principio» están contentos.

Quinteros ha precisado que la situación de la plantilla se había vuelto «muy difícil» con la empresa subcontratada y ha desvelado que desde hace seis años los trabajadores tienen el sueldo congelado.

«Trabajar directamente para el ayuntamiento no nos hace sentirnos más seguros porque no somos funcionarios», ha dejado claro Quinteros, que ha añadido que, por el momento, los empleados de la ORA continúan con las mismas condiciones laborales que «antes».

«En las calles no somos queridos, la gente se piensa que ahora somos funcionarios y la verdad es que el servicio no está aún normalizado y recibimos muchas quejas», ha declarado.

Quinteros ha confiado en que próximamente se solventen los problemas que está registrando la nueva aplicación de la ORA para teléfonos móviles, mediante la cual los usuarios pueden efectuar los pagos y gestionar los diferentes servicios.

El encuentro del alcalde, el concejal de Movilidad, el gerente de la SMAP, Pedro Manera, y los trabajadores de la ORA ha concluido con una foto de familia en las escaleras de Cort.