Algunos ‘biergartens’ han sido denunciados por no tener el cierre perimetral que exige la normativa. | Julián Aguirre

17

La Policía Local de Palma ha levantado casi 60 actas a locales de ocio por no respetar la nueva normativa de las Zonas de Especial Interés Turístico (ZEIT) que fue aprobada el pasado mes de abril. Concretamente se han denunciado 45 locales por promoción o incitación al consumo de alcohol, 10 locales por no exhibir los carteles informadores, 2 por no tener el cierre perimetral requerido y 1 por publicidad de contenido sexual. En dos semanas se han controlado un total de 245 locales de las diferentes zonas de interés turístico.

En relación a los 45 locales sancionados por incumplir los artículos sobre incitación al consumo de alcohol, desde la Policía Local se informó de que las denuncias se han impuesto por publicitar productos alcohólicos visibles desde la vía pública o por la promoción de incitación al consumo de alcohol. También se destacó que 175 locales revisados cumplían con la normativa vigente en esta materia.

Por otra parte, de los 10 locales revisados para ver si contaban con el cierre perimetral que exigen las nuevas normas en la calle Pare Bartomeu Salvà y tramos colindantes, únicamente dos no cumplían con este requisito.

Por último, desde la Policía se indicó que al respecto de la disposición que obliga a los establecimientos a exhibir carteles informativos explicando la obligación de respetar el descanso de los vecinos en la zona, 10 fueron denunciados y únicamente tres los exhibían.
Por otro lado, también se han denunciado establecimientos por la ordenanza que regula la ocupación de la vía pública. De todas las actas levantadas 17 lo fueron por exceso de ocupación, 25 por no exhibir licencia, dos por no mostrar la ficha, seis por tener elementos fuera del perímetro, otros cinco por exceso de horario y dos más por otros motivos. En total se controlaron 230 locales.

Según Cort, «las campañas de control se realizarán durante todo el periodo estival en todas las zonas afectadas por esta normativa» que busca controlar el turismo de borrachera y garantizar el descanso de los vecinos. Además durante este verano se intensificarán las campañas sobre botellón, venta ambulante, ocupación de vía pública y tráfico, entre otras.

Declaración de las ZEIT

La declaración de ZEIT se prolongará durante 6 meses, hasta el 30 de septiembre, y afecta a la Platja de Palma, el Passeig Marítim, el centro de la ciudad (de Avingudes hacia dentro), la calle de Joan Miró y Cala Major. La medida implica la sanción de los excesos en cuanto al consumo de alcohol, las conductas incívicas o que atenten contra la seguridad ciudadana, la protección de la figura del menor y el descanso de los vecinos. En todas estas zonas se prohibe la exposición de productos de alcohol y su publicidad, así como las competiciones, excursiones etílicas o los cubos con bebidas. Tampoco se permiten las promociones o reclamos (happy hour, 2x1, etc.). Las sanciones pueden ser de 2.200 a 3.000 euros, para locales y clientes.