La intervención de reforma se inició hace unas semanas y está previsto que se prolongue hasta final de año. | Redacción Local

6

La Autoritat Portuària de les Illes Balears (APIB) no se plantea paralizar las obras de reforma del puerto del Molinar durante el verano, como han reclamado vecinos y restauradores del barrio, pero sí tratará de reorganizar el calendario para llevar a cabo durante estos meses los trabajos que menos molestias causen a los residentes y negocios de la zona, según declaran fuentes del organismo estatal.

Mientras tanto, la ejecución de los trabajos se sigue realizando sin que haya cesado la actividad del Club Marítimo Molinar de Levante y del restaurante, a la espera de que la APIB tengan una orden judicial de paralización.

Con respecto a las críticas de vecinos de la barriada por la construcción de un muro de cuatro metros para el cierre de las instalaciones, desde la APIB se asegura que forma parte del proyecto «y está publicado en Internet desde que se licitó».

Se explica que el proyecto contempla la modificación del dique de la bocana y la construcción de una escollera, que se elevará un metro a la actual, y este muro servirá además de pared para la futura escuela de vela. En el futuro, se añade, «no se verá un muro, sino que estará tapado por los locales de la escuela y las rocas de la escollera y, además, servirá de base el paseo que se elevará en esa zona».

Con respecto a un segundo muro, en este caso mar adentro, se argumenta que responde a una recomendación de Capitanía Marítima en el sentido de que el dique semi sumergido sea más elevado para que sea visible por mayor seguridad. «Les respondimos que cuando se esté construyendo el dique se verá si con las ayudas a la navegación (señales marítimas) que se colocarán es suficiente o es recomendable subir unos centímetros el dique. Eso se decidirá en el momento, porque solo es añadir material y no modifica el proyecto».

Mesas informativas

La plataforma ‘Al Molinar, Port Petit’ solicita a la APIB que ejecute sin interrupciones las obras de remodelación de la instalación y que las intervenciones más ruidosas y de más impacto visual se concentren en la primera fase. También anuncia que reactiva sus mesas informativas en el paseo del Molinar para explicar de primera mano ‘De lo que nos hemos librado’ , en relación al proyecto que se logró paralizar.