Farola con sistema de recarga incorporado. | Ajuntament de Palma

46

El área de Infraestructures del Ajuntament de Palma instalará cuatro dispositivos en las farolas de la Plaça Drassanes que cuando detectan un exceso de ruido en la zona provocan el parpadeo del alumbrado para que las personas se den cuenta y bajen la voz o la música.

Este sistema se colocará de forma piloto dentro de uno o dos meses en esta plaza del centro de Palma, donde habitualmente se aglomera mucha gente en la calle las noches del fin de semana, según informó el concejal de Infraestructures, Rodrigo Romero.

El objetivo, explicó el edil, es ayudar a compatibilizar el ocio nocturno con el descanso de los vecinos de Palma. Para ello, la Junta de Gobierno aprobó este miércoles la primera prórroga ordinaria del contrato del servicio de mantenimiento del alumbrado público que incluye esta mejora, sin coste para el Consistorio, indicó el responsable de Infraestructures.

Los cuatro dispositivos de variación del nivel de iluminación en la plaça Drassanes para el control del nivel del ruido están valorados en 13.136 euros.

Los sensores podrán programarse para que funcionen a unas determinadas horas, coincidiendo con la apertura de los locales de ocio de Palma, por ejemplo. Mientras que durante el resto de la noche podrán funcionar de forma normal, sin detectar el ruido.

Este sistema ya ha sido instalado con éxito en Sant Cugat del Vallès, municipio barcelonés.

Por otro lado, informó Romero, en la misma prórroga del contrato del sistema de alumbrado se incluye otra mejora consistente en la instalación de un total de 10 farolas con dispositivo de carga de vehículos eléctricos incorporado en el soporte. En este caso, el precio es de 76.532 euros.

Estas farolas con carga para vehículos se instalarán en zonas emblemáticas y distribuidas por distintos puntos de la ciudad, detalló el regidor.