El Consell de Mallorca ha presentado este sábado el proyecto de reconversión en vía urbana de la autopista de Llevant en su entrada a Palma. | Consell de Mallorca

56

El Consell de Mallorca ha presentado este sábado el proyecto de reconversión en vía urbana de la autopista de Llevant (Ma-19) en su entrada a Palma. Concretamente, se reconvertirá desde la calle Manuel Azaña hasta el Torrente de na Bàrbara. Las obras se pondrán en marcha en menos de un mes, con un precio de adjudicación de 1,2 millones de euros y la previsión de que se terminen de ejecutar en seis meses.

El objetivo de esta intervención, según el Consell de Mallorca, es recuperar la conexión del polígono de Llevant con la zona marítima y «humanizar una vía que tiene una intensidad media diaria de 70.000 vehículos», informa en un comunicado. Para conseguirlo, ampliarán las cercanías del Palau de Congressos de Palma, reduciendo la velocidad de los vehículos que entran de 90 a 80 km/h, incrementando el ajardinamiento con plantas pequeñas a lo largo de los 850 metros que forman parte del proyecto y, de esta manera, transformar una sección de autopista en una sección tipo vía urbana. Además, la calle Brotad dispondrá de un acceso directo a la Ma-19, lo que supone «un paso más para mejorar la conexión entre el polígono de Llevant y la zona marítima».

Presentación del proyecto

Además, el Consell ha avanzado que el proyecto cuenta con otras actuaciones como la inclusión de dos paradas de autobús, una actualización del drenaje de la zona y una mejora de los tubos de alumbrado y telecomunicaciones.

Por su parte, la consellera de Territorio e Infraestructuras del Consell de Mallorca, Mercedes Garrido, ha asegurado que con la obra «se gana espacio a una autopista que cada vez es una zona más urbana» y ha añadido que la «pacificación del tráfico» se deberá trasladar «en un futuro» al resto del Paseo Marítimo.

«Habrá una segunda fase de actuación hasta Antoni Maura, que es competencia del Consell, y después Autoridad Portuaria deberá tomar el relevo», ha manifestado Garrido.

Finalmente, el alcalde de Palma, Antoni Noguera, ha destacado que el proyecto es posible «gracias a la Ley de Capitalidad» y ha insistido en que la inversión «mejorará la transición entre el nuevo Llevant y el mar».