La ministra de Igualdad, Irene Montero, interviene durante el pleno del Congreso que debate y vota, este miércoles | ZIPI

La ministra de Igualdad, Irene Montero, ha acusado al PP de «cómplice» de las críticas de la diputada de Vox en el Congreso Carla Toscano, que dijo textualmente que el único mérito de Montero para ocupar su cargo es haber estudiado en profundidad al exvicepresidente Pablo Iglesias. «No me olvido de que el PP ha usado muchas veces estos argumentos», ha lamentado este jueves en una entrevista de Rac1 recogida por Europa Press, y ha añadido que antes muchos han estado rozando el límite, incluso desde sectores progresistas, ha dicho. Montero ha lamentado que la intervención de los populares durante el pleno «no sobrepasó los límites de la diputada fascista de Vox pero estuvo muy cerca» y les ha instado a hacer una reflexión política.

Noticias relacionadas

La portavoz del PP en el Congreso, Cuca Gamarra, pidió en un apunte en Twitter «respeto» para Montero al considerar que nadie tiene derecho a ofenderla entrando en su vida personal y exigió que asuma responsabilidades políticas. La ministra ha agradecido los aplausos de parlamentarios de Unidas Podemos, PSOE, ERC, Bildu y otras formaciones --a los que se ha referido como la mayoría feminista del Congreso-- y ha pedido que se traduzca «en un compromiso político contra la violencia política para que esto no lo sufra nadie más».

Se considera muy arropada y cree que los aplausos demuestran que los partidos tienen «objetivos comunes en defensa de defensa de los derechos feministas, de defensa de la democracia». Montero ha vuelto a defender la solvencia de la Ley de Garantía de Libertad Sexual, conocida como la Ley del 'solo sí es sí', y ha insistido en que los críticos «están generando una alarma social injustificada» al considerar que mayoritariamente los tribunales no decretan rebajas de penas a condenados por delitos sexuales, por lo que ha rechazado dimitir.