La presidenta de Ciudadanos en un reciente acto público. | Efe

4

La presidenta de Ciudadanos (Cs), Inés Arrimadas, ha anunciado este lunes en Sevilla que su partido presentará una iniciativa en el Congreso de los Diputados en la que se pedirá modificar el artículo 2 de la Constitución Española para eliminar la distinción entre «nacionalidades y regiones», que da a entender que «hay territorios de primera y de segunda». Así se ha pronunciado Arrimadas durante su intervención en un encuentro informativo organizado por Europa Press Andalucía en colaboración con la Fundación Cajasol dentro del ciclo 'Andalucía Vota' con los candidatos a la Presidencia de la Junta de los principales partidos en las elecciones autonómicas del 19 de junio.

Arrimadas ha sido la encargada de presentar al vicepresidente de la Junta y candidato de Cs a la Presidencia, Juan Marín. Arrimadas ha indicado que se trata de una «iniciativa valiente y reformista», como lo es Ciudadanos, y que persigue garantizar que «España es una nación de ciudadanos libres e iguales, que se configura en 17 comunidades autónomas y dos ciudades autónomas». «Se trata de que no haya ni ciudadanos de primera ni de segunda ni territorios de primera ni de segunda», ha indicado la dirigente de Cs, que ha lamentado que a Andalucía se haya situado siempre como un territorio «de segunda».

Ha indicado que Cs es el único partido que defiende la autonomía de Andalucía dentro de una nación «de ciudadanos libres e iguales», mientras que otros partidos «no quieren que Andalucía tenga autonomía» para tomar sus propias decisiones y buscan que siga habiendo ciudadanos de primera y de segunda. La dirigente de Cs ha criticado especialmente lo que supone el «cupo vasco», apuntando que provoca que Andalucía tenga menos recursos.

Ha garantizado que tanto ella como compañeros que son diputados andaluces en el Congreso, se cortan «la mano» antes de «votar a favor del 'cupo vasco'», que afecta a la igualdad de los ciudadanos. Sobre el contenido de la iniciativa anunciada por Arrimadas, Cs ha expuesto que años «de cesiones al nacionalismo han convertido un artículo que buscaba aunar consenso en el subterfugio que blanden muchos para debilitar y fragmentar nuestra democracia».

«Ante los retos que plantea el nacionalismo en España, que no son distintos a los que plantea en Europa, los liberales españoles tenemos claro cuál es la receta: Un país democrático de libres e iguales», según indicado. La Constitución se fundamenta en «la indisoluble unidad de la nación española, nación de ciudadanos libres e iguales, patria común e indivisible de todos los españoles integrada por 17 comunidades autónomas y dos ciudades autónomas, y garantiza la solidaridad entre todas ellas», según argumenta Cs en su iniciativa.