La ministra de Sanidad, Carolina Darias, ofrece una rueda de prensa tras el Consejo de Ministros celebrado, este jueves, en el Palacio de la Moncloa en Madrid. | Efe - J.J.Guillen

2

La ministra de Sanidad, Carolina Darias, ha explicado este jueves que, con la nueva regulación sobre mascarillas que estará vigente durante el «tiempo imprescindible» a partir de este viernes, «cada vez que salgamos tenemos que ir con ella puesta» salvo en espacios naturales o para practicar un deporte. Y esa es, ha dicho en rueda de prensa tras la reunión del Consejo de Ministros, la principal diferencia que existe con el decreto actualmente en vigor, que el Gobierno aprobó en junio pasado para eliminar la obligatoriedad de la mascarilla en exteriores cuando se pudiera mantener la distancia de seguridad interpersonal de 1,5 metros.

Pero ante las imágenes de aglomeraciones vistas en las últimas semanas y el incremento de las interacciones sociales en las fiestas navideñas, el Ejecutivo ha entendido que hay que volver a su uso en cualquier circunstancia, menos para practicar deporte al aire libre o cuando se esté en un «espacio natural» como el campo o la playa y siempre y cuando se mantenga la distancia si no son convivientes. «Si estás en una ciudad y sales a hacer deporte estás excepcionado, o en la playa con convivientes, e igual en el campo. Si hablamos de un espacio rural, en una plaza de un pueblo, será obligatorio llevarla», ha ejemplificado Darias.

Noticias relacionadas

En cualquier caso, se trata de una «medida temporal» que estará en vigor durante «el tiempo imprescindible hasta que mejore la situación epidemiológica» actual, de gran incremento de la incidencia. A pesar del rechazo frontal de sociedades científicas a esta medida, la ministra ha asegurado que «sí lo avalan los científicos» y hay estudios en «Estados Unidos y Alemania que hablan de la relación de la propagación de los aerosoles y de la mascarilla para evitar esa propagación».

El nuevo real decreto ley que se publicará este viernes en el BOE y requerirá de la validación del Congreso pero «está ligado» a la evolución epidemiológica, lo que «acredita al Gobierno» a actuar con «mayor prontitud» que en ocasiones anteriores, cuando requirieron de modificaciones legales. Además de las mascarillas, Darias, acompañada de la portavoz del Gobierno, Isabel Rodríguez, ha recordado otras medidas para frenar el avance de la sexta ola anunciadas por el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, tras la reunión de este miércoles de la Conferencia de Presidentes, a la que seguirán otras de manera periódica: la idea del Ejecutivo, apuntan fuentes de Moncloa, es que la próxima sea la primera semana de enero.

Esto es, la posibilidad de contratación de profesionales sanitarios jubilados y extranjeros para reforzar las plantillas o el refuerzo de las capacidades asistenciales y diagnósticas de las comunidades con las Fuerzas Armadas, que ayudarán con labores de rastreo y vacunación en 150 equipos móviles del Ejército, entre ellos hospitales militares como el Gómez Ulla de Madrid o el Hospital General de la Defensa de Zaragoza. Pero, sobre todo, la aceleración de la vacunación, con nuevos objetivos marcados por el Gobierno: tener al 80 % de la población entre 60-69 años con la tercera dosis antes de que finalice el año; al 80 % a la de entre 50-59 años en la semana del 24 de enero; al 80 % a la de entre 40-49 años en la primera semana de marzo; y al 70 % de los niños de 5 a 11 años con la primera dosis pediátrica en la semana del 7 de febrero y con la segunda el 18 de abril. «El Gobierno de España no va a escatimar en todos los recursos que sean necesarios para combatir el virus, humanos y económicos», ha garantizado Rodríguez antes de insistir en que las autonomías ya han recibido las mayores entregas a cuenta del fondo adicional por valor de 7.000 millones de euros.