Los presos del procés abandonan la cárcel después de que el Tribunal Supremo ha ordenado su excarcelación en aplicación del indulto parcial del Gobierno. | Efe - Quique García - Quique García -

1

El Gobierno concedió un total de 41 indultos durante la primera mitad de 2021, lo cual incluye los nueve concedidos a los condenados por el 1-O en Catalunya, según el informe semestral del Ministerio de Justicia, que observa una «tendencia alcista» en la concesión de esta medida de gracia respecto a años anteriores. De las 1.817 solicitudes recibidas, se resolvieron 1.724, de las cuales solo esas 41 fueron en sentido afirmativo, lo que representa un 2,38 por ciento del total de las contestadas. Aunque el departamento de Pilar Llop no alude expresamente a los indultos del 'procés', limitándose a recogerlos en su estadística, y los refleja como perdones por delitos contra el «orden público».

La mayoría de los delitos indultados fueron contra el patrimonio (15), sumándose diez contra la salud pública, cuatro contra la integridad física, dos contra el medio ambiente y la organización del territorio, y uno contra las relaciones familiares. Los delitos contra el patrimonio también fueron la mayoría en los indultos denegados. El segundo puesto fue para delitos de violencia de género, en el caso de los hombres, y contra la salud pública, en el de las mujeres. Y el tercer lugar para ambos sexos fue para los delitos contra la seguridad vial.

Solo dos indultos totales

En cuanto a la modalidad de los indultos otorgados, solo dos fueron totales y 39 fueron parciales, entre ellos los del 'procés', que extinguieron las penas de prisión pero no las inhabilitaciones, fijando además un periodo de entre 3 y 6 años que condiciona el perdón a que no reincidan. El informe precisa que las penas de prisión perdonadas oscilaban desde los 13 años como pena máxima, por delitos de sedición y de malversación, a 3 meses y 15 días como pena mínima, por un delito de hurto en tentativa. Y, de los 39 indultos parciales, 23 corresponden a una conmutación de la pena: 3 por trabajos en beneficio de la comunidad, 6 por multa y 14 por pena menor de prisión. Los dos indultos totales, apunta, son un caso de condena por delitos contra el patrimonio que se dio condicionado a que el beneficiario pague las responsabilidades civiles y a que no cometa delito doloso en 2 años; y otro caso por delitos contra la salud pública condicionado a que el reo se someta a un programa de «deshabituación de alcohol y drogas» y que tampoco cometa un delito doloso en 2 años.

El 61% tenían el aval del Tribunal y la Fiscalía

Justicia destaca que el 78 por ciento de los indultos concedidos (32) tenían uno o los dos informes favorables, en alusión a los preceptivos pero no vinculantes del tribunal sentenciador y del Ministerio Fiscal, de los cuales el 61 por ciento (25) tenía el aval de ambos, mientras que el 22 por ciento (9) tenía los dos en contra. En lo tocante a los líderes independentistas indultados, tanto el Tribunal Supremo como la Fiscalía del mismo aconsejaron no perdonar por no apreciar razones de justicia, equidad y utilidad pública ni arrepentimiento por parte de los condenados. De los 1.683 indultos denegados, el 93 por ciento (1.569) tenía al tribunal y a Fiscalía en contra, un 6 por ciento (92) tenían solo un informe desfavorable y el 1 por ciento (22), los dos avales. En lo concerniente a la opinión de la víctima acerca del indulto, cuatro expedientes (el 10 por ciento de los 41 concedidos) tenían la oposición del perjudicado, mientras que 13 no mostraron rechazo, 11 no se manifestaron al respecto y dos no comparecieron. En los otros 11 casos no había perjudicados.

Seis personados a petición de cofradías

Por género, de los 41 indultos otorgados, 14 fueron a mujeres (34 por ciento) y 27 a hombres (66 por ciento). La sede de San Bernardo señala que en todos los delitos perdonados intervinieron tanto hombres como mujeres excepto en el referido a las relaciones familiares, que fue perpetrado por un hombre. Asimismo, el Ministerio detalla que, de los 41 perdones concedidos, seis fueron a favor de personas cuyas solicitudes se recibieron a través de distintas cofradías, un 15 por ciento del total. Además, recoge que en dicho semestre se archivaron 206 expedientes de indulto, algo que ocurre, según explica, cuando el tribunal sentenciador no emite informe porque el penado ha desistido, se ha extinguido su responsabilidad criminal o no está a disposición del órgano judicial para cumplir condena.

En plena pandemia

Estas cifras reflejan un aumento respecto al primer semestre de 2020 cuando, en plena pandemia, se formularon 1.499 peticiones de indulto, se respondió a 1.240 y solo se otorgaron una decena, lo que supone un 0,80 por ciento. Justicia concreta que junio, coincidiendo con la desescalada, fue el mes en el que más solicitudes (360), expedientes (375) y «otros documentos» asociados (503) se recibieron, siendo enero el de menor afluencia de papeles, con 226, 189 y 315, respectivamente. «Lo más reseñable, en primer lugar, es el repunte del número de solicitudes recibidas, que se cifra en un 21 por ciento respecto del mismo periodo del año anterior, si bien el primer semestre de 2020 estuvo marcado por las circunstancias derivadas de la pandemia», ha valorado el Ministerio en sus conclusiones. Resalta asimismo que, si en el primer semestre de 2020 se inició la conexión telemática con 841 peticiones de indulto en papel y 658 electrónicas, ya en 2021 «se ha consumado un cambio de tendencia siendo superior el número de solicitudes electrónicas", con 976 frente a 841, «curiosamente el mismo número».