Previous Next
44

Los resultados del barómetro de DYM para Ultima Hora y otros medios reflejan el gran impacto de las tensiones internas del PP en la intención de voto en este mes de noviembre. Con ello, el Partido Popular, que pierde ventaja, y el PSOE estarían en un empate técnico. La formación ‘popular’ ha dilapidado el efecto positivo que supuso la Convención Nacional del pasado septiembre y que le empujó a uno de sus mejores resultados en esta encuesta. Ahora, el PP tendría el 25,8 % al perder más de tres puntos este mes y que captaría Vox (3,7 %), alcanzando el 18,3 %, y situándose como tercera fuerza política. Y es que la tasa de fidelidad del partido de Santiago Abascal se dispararía hasta el 97 % y absorbería casi un 10 % de los votantes de la formación que lidera Pablo Casado (80 %).

Elecciones

Muy cerca del PP estaría el PSOE, con el 25,5 %, al recuperar algo más de un punto, casi el mismo porcentaje que pierde Unidas Podemos, quedándose con el 12,2 % en estimación de voto. Ciudadanos seguiría a la cola de las grandes formaciones al ganar un punto y tener solo el 4,7 %.

Por lo tanto, si hubiera elecciones generales en estos momentos, PSOE y PP se situarían en un empate técnico. La suma de fuerzas de PP, Vox y Cs con 111, 66 y 3 escaños, respectivamente, podrían volver a alcanzar la mayoría absoluta en el Congreso, aunque la debilidad de los de Casado lastran sus posibilidades.

Las tensiones entre la dirección nacional del PP y la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, han ido aumentando en las últimas semanas. Los ‘consejos’ de Ayuso en torno a «volar libre» y que el presidente de la Junta, Juanma Moreno, «tome sus propias decisiones» sobre la convocatoria de las próximas elecciones autonómicas hizo estallar a los barones del PP.

Tormenta mediática

Además, la presentación del libro Políticamente indeseable de la exportavoz del PP en el Congreso Cayetana Álvarez de Toledo ha desatado una tormenta mediática por sus duras declaraciones. Álvarez de Toledo califica a Casado de «bienqueda» y carga contra la política de «pelotas y peloteo» del secretario general del PP, Teodoro García Egea.

Todo ello ha tenido un impacto perjudicial en el PP, según los encuestados. El 61,2 % de la población cree que los enfrentamientos existentes son o bastante o muy graves para la formación. Además, el 68,6 % de los encuestados señalan en gran parte a la dirección del PP como los responsables de esta tensión. Esta responsabilidad del equipo de Casado es mayor entre los votantes de PP (47,7 %), Vox (63,2 %) y Ciudadanos (47 %).

Por el contrario, el 56,4 % de los españoles creen que la presidenta madrileña es la culpable, con los votantes del PSOE (30,6 %) y Podemos (38 %) a la cabeza en esta afirmación. Respecto a la valoración del Gobierno de coalición, los encuestados continúan su degradación al descender su nota hasta el 3,8.

Los votantes de Unidas Podemos (6,1) son los que mejor valoran la gestión del Ejecutivo. Además, el 65 % creen que las tensiones entre diversos ministerios afectan mucho o bastante al Gobierno y la mayor parte de los entrevistados (44 %) considera que los rifirrafes afectan tanto a socialistas y podemitas, seguido de aquellos que piensan que el PSOE es el principal perjudicado (36 %).

Por último, todos los líderes suspenden en valoración con la vicepresidenta y ministra de Trabajo, Yolanda Díaz, como la líder mejor valorada, con un 4,1 de media. A continuación se encuentra el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez (3,5), Íñigo Errejón, de Más País (3,3), Inés Arrimadas (3.3) y Pablo Casado (3,2), quien retrocede dos posiciones y está en su peor valoración hasta el momento. Santiago Abascal vuelve a ser el peor político valorado en el barómetro de DYM (2,8).