Secretario de Relaciones Internacionales del PSOE, Héctor Gómez. | PSOE/YOUTUBE

1

El diputado canario Héctor Gómez sustituirá a Adriana Lastra como portavoz del grupo socialista del Congreso, mientras que la dirigente del PSC Eva Granados ocupará la portavocía socialista en el Senado.

Fuentes socialistas han confirmado esos relevos al frente de los grupos parlamentarios de las dos cámaras, una decisión que se hará efectiva en la reunión que mantendrá el próximo lunes la Ejecutiva Federal del PSOE que presidirá Pedro Sánchez. Sánchez tenía previsto el cambio al frente del grupo socialista del Congreso desde que acometió en julio una amplia renovación en su Gobierno, según han asegurado a Efe las fuentes citadas.

Su objetivo es que Lastra, como vicesecretaria general del partido se dedique plenamente al día a día del PSOE ante el inicio de la segunda etapa de la legislatura. Por ello dejará su responsabilidad como portavoz en el Congreso y Sánchez ha decidido que ese puesto lo ocupe el secretario de Relaciones Internacionales de la Ejecutiva socialista y portavoz del grupo en la comisión de Asuntos Exteriores, Héctor Gómez.

Las fuentes socialistas subrayan que ambos cambios se enmarcan en la nueva etapa de recuperación que pretende abanderar Sánchez y que tendrá como otro hito destacado el 40 Congreso Federal del PSOE que se celebrará en Valencia del 15 al 17 de octubre. Héctor Gómez, nacido en el municipio tinerfeño de Guía de Isora, donde fue concejal, fue uno de los primeros apoyos en Canarias de Pedro Sánchez, y la pasada legislatura fue elegido diputado por Tenerife en el Parlamento autonómico, donde además fue miembro de la Mesa de la Cámara autonómica. Gómez, graduado en Derecho, licenciado en Ciencias del Trabajo y diplomado en Turismo, también fue director de Turespaña entre 2018 y 2019.

«Prudencia»

Héctor Gómez, ha pedido «máxima prudencia» sobre la decisión del presidente del Gobierno y líder del PSOE, Pedro Sánchez, que se ha conocido este miércoles y por la que será el nuevo portavoz socialista en el Congreso, en sustitución de Adriana Lastra.

«Esta información hay que tomarla con mucha clama, con máxima prudencia a la organización, en este caso, a la dirección general del partido», ha trasladado el diputado tinerfeño en una entrevista en la Cadena Ser, que ha recogido Europa Press.

El portavoz de Exteriores en la Cámara Baja ha insistido en que le corresponde al secretario general del PSOE «tomar estas decisiones» y que será el lunes en la Ejecutiva prevista cuando se conozcan y trasladen las decisiones adoptadas. En cualquier caso y, al margen de las decisiones que se tomen, Gómez ha querido elogiar el trabajo de la 'número dos' del partido, Adriana Lastra, y el de su equipo, así como el desempeñado por el actual presidente del Senado, Ander Gil, que será relevado en la portavocía parlamentaria por la catalana Eva Granados.

«Confiamos en su desempeño y labor. Yo lanzaría un mensaje de tranquilidad respecto a esta noticia que ha circulado durante la tarde de hoy», ha insistido. En esta clave, ha apostillado que el PSOE afronta un escenario de «máxima exigencia» y que están centrados en «atender a la ciudadanía y en la recuperación económica». «Hay que esforzarse al máximo y, a partir de ahí, las decisiones que se adopten para asumir determinadas responsabilidades, pues veremos qué sucede», ha añadido.

Senado

Por su parte, la dirigente del PSC Eva Granados será la portavoz del grupo socialista del Senado en sustitución de Ander Gil. Gil fue nombrado presidente de la Cámara Alta tras la designación en julio de Pilar Llop como ministra de Justicia, y desde entonces el puesto de portavoz estaba vacante. Granados, diputada del PSC en el Parlament, no es senadora, por lo que tendrá que ser nombrada primero como integrante de la cámara por designación autonómica.

Nacida en Barcelona (1975), fue portavoz del PSC en el Parlament durante la legislatura del 1-O y, actualmente, ejercía de vicepresidenta segunda de la cámara catalana. En el Parlament tuvo un papel relevante durante las jornadas del 6 y 7 de septiembre de 2017, cuando puso voz a la oposición de su grupo parlamentario -entonces liderado por el hoy ministro Miquel Iceta- a las llamadas «leyes de desconexión» que impulsaba la mayoría independentista en la cámara.

La nueva portavoz del Senado, que antes de dar el salto a la política tuvo una trayectoria sindical en la UGT, representa uno de los sectores del socialismo catalán más alejado de los planteamientos nacionalistas.