La jugadora afgana de baloncesto en silla de ruedas Nilofar Bayat y su marido, a su llegada a la base aérea militar de Torrejón de Ardoz (Madrid), donde este viernes ha aterrizado el segundo avión fletado por España para evacuar a españoles y afganos del país asiático con 110 personas, entre ellas tres familias completas de personal de la Embajada. | Mariscal

4

Otras 148 personas llegaron a Madrid evacuados a bordo de dos aviones tras lograr escapar del caos que se vive en el aeropuerto de Kabul, en cuyas inmediaciones se agolpan miles de afganos que tratan de salir del país y se han instalado controles talibanes.

La última de las aeronaves aterrizó poco después de las ocho y media de la tarde en la base aérea de Torrejón de Ardoz (Madrid) con 110 pasajeros a bordo, en su mayoría colaboradores de instituciones españolas con sus familias, y entre ellos también está la capitana del equipo paraolímpico de baloncesto afgano, Nilofar Bayat.

Este grupo, en el que hay tres familias de personal de la embajada, salió de Kabul en un avión de las fuerzas armadas españolas; voló a Dubai y de ahí, ya en un vuelo comercial, emprendió rumbo a España.

Instituciones europeas

Horas antes de este aterrizaje, tomaba tierra en la base de Torrejón un avión procedente de París con otros 38 pasajeros afganos que colaboraron con diferentes instituciones europeas y que serán trasladados a distintos países.

Así, son ya cuatro las aeronaves del dispositivo de evacuación que llegaron a España: dos fletadas por el Ejecutivo y otras dos por países europeos.

El contingente de refugiados se instaló en el campamento provisional de la base militar de Torrejón de Ardoz (Madrid), desde donde unos 50 van a ser distribuidos en los próximos días por centros de acogida de España y el resto, por distintos países de la UE.

Los afganos que llegaron a Madrid en el último avión fueron    recibidos por el ministro de la Presidencia, Félix Bolaños, quien en una breve comparecencia admitió que la situación en el aeropuerto de Kabul «sigue siendo muy complicada, dramática», porque miles de personas quieren embarcar para tener una vida «segura y mejor».

«España y Europa trabajan día y noche para poder evacuar a cuantas más personas mejor y en el tiempo más breve posible», dijo Félix Bolaños, antes de reiterar que para todos estos ciudadanos «España y Europa es su esperanza de una vida mejor, especialmente para las mujeres y las niñas».

Mujeres

El titular de Exteriores, José Manuel Albares, en declaraciones en el Canal 24 horas de TVE, insistió en que «no se va a dejar a nadie atrás» y, aunque no concretó cuántos afganos podrían llegar a España, subrayó que será «una lista tan amplia como sea posible».

En ella, se incluyó a mujeres activistas sociales por la igualdad, defensores de derechos humanos, profesores, periodistas y trabajadores de negocios como las peluquerías al poder ser objeto de represión por los talibanes.

Organizaciones sociales y humanitarias afganas son las que están trasladando estas peticiones a la embajada española para que pueda atenderlas e incluir a esas personas en próximos vuelos.

Para analizar el desarrollo del proceso de repatriación, la presidenta de la Comisión Europea, Ursula Von der Leyen, y el del Consejo Europeo, Charles Michel, visitarán hoy, sábado, con el jefe del Ejecutivo, Pedro Sánchez, el campamento de Torrejón.

Será el primer acto público y las primeras palabras de Pedro Sánchez desde que estalló la crisis afgana, quien ayer se reincorporó a su tarea de despacho en el Palacio de la Moncloa tras pasar unos días de vacaciones con su familia en Lanzarote.