Isabel Díaz Ayuso, junto a la Reina y Pablo Iglesias, en un acto en Madrid. | Efe

11

Los últimos movimientos políticos en la Comunidad de Madrid arrojan una posición clara de liderazgo del Partido Popular (PP) con Isabel Díaz Ayuso, que pasaría de 30 diputados a una horquilla de 50 a 53 y sería la primera fuerza, según recoge el último barómetro de DYM para Ultima Hora.

La actual presidenta aumenta en más de 14 puntos sus resultados sobre los de las pasadas elecciones con la absorción de gran parte de los votos que fueron a Ciudadanos, que pasa de tener 26 diputados a 7 o 8; y bloqueando el ascenso de Vox, que pasa de 12 a una franja de entre 14 a 16. Precisamente sumando a esta última formación el bloque conservador se situaría, según esta encuesta, al borde de la mayoría absoluta.

Otro de los aspectos relevantes es la irrupción de Pablo Iglesias en la lucha por la Comunidad. Uno de los efectos que ha conseguido el líder morado es reforzar a Unidas Podemos (UP) en la Cámara regional con el mantenimiento de 11 a 12 diputados, ya que antes del anuncio de su candidatura la formación podría haberse visto relegada a no obtener representación. En cualquier caso, UP luchará por ser la cuarta o la quinta fuerza.

Sin embargo, esta entrada de los morados en el juego político madrileño produce que se diluya el voto de la izquierda, puesto que Iglesias recibiría apoyos de ciudadanos que antes hubieran optado por votar a Más Madrid, que pasaría de 20 diputados a 18 o 19, o al PSOE. Este último perdería la primera posición, pasaría de los 37 diputados actuales a entre 31 y 33 y sería la segunda fuerza. Además, la irrupción del vicepresidente ha favorecido que la derecha concentre más el voto en Isabel Díaz Ayuso, que ganaría cuatro puntos porcentuales en estimación de voto frente al sondeo realizado en los días previos a la entrada de Iglesias en campaña. Esta situación de preeminencia de la presidenta actual tiene su explicación en el elevado apoyo que obtienen las medidas aplicadas por la Comunidad de Madrid para combatir la crisis de la COVID-19 en todo el espacio de centro, centro derecha y derecha, lo que se traduce en un aprobado generalizado.

Díaz Ayuso incluso supera a los líderes de los partidos competidores hasta entre sus propios votantes. Esto sucede especialmente con Ignacio Aguado, que encabeza la lista de Ciudadanos (Cs) y presenta una valoración muy baja. Además, todo esto viene acompañado de la desconfianza que genera el partido naranja tras los últimos acontecimientos, lo que provocaría un trasvase de votos masivo a otras formaciones.