El expresidente de la Generalitat, Quim Torra. | David Baret

7

El pleno del Tribunal Constitucional resuelve este martes sobre la admisión a trámite del recurso del expresident de la Generalitat de Cataluña Quim Torra contra su condena de año y medio de inhabilitación, así como sobre su petición para suspender de forma urgente la ejecución de la sentencia.

La defensa de Quim Torra presentó la pasada semana un recurso de amparo ante el tribunal de garantías en el que pide como medida cautelarísima que suspenda de forma urgente la pena de inhabilitación que confirmó el pasado lunes el Tribunal Supremo.

Fuentes jurídicas han informado de que aunque no hay nada decidido y que todo se dejará para el Pleno de este martes, la concesión de una cautelarísima es algo poco frecuente en el Constitucional, que solo la acuerda en casos excepcionales y con penas leves.

En su recurso, el abogado de Torra argumenta que la suspensión de la condena es necesaria para evitar el «daño irreparable continuado» que su ejecución causaría tanto a Torra como a terceras personas.

Noticias relacionadas

De esta forma, añaden las fuentes, en el caso más viable de que se admita el recurso, y no se conceda la cautelarísima, se abrirá una pieza para resolver sobre la medida cautelar -que pide también la suspensión de la pena- pero ya con audiencia de las partes.

Torra fue condenado a año y medio de inhabilitación por desoír la orden de la Junta Electoral Central (JEC) que le obligaba a retirar una pancartas de apoyo a los presos del «procés» de edificios públicos en la campaña electoral del 28A.

Al margen de la cautelarísima, su defensa reclama en este recurso de amparo que, además de declarar nulas las sentencias del Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC) de diciembre de 2019 y la del Supremo de 28 de septiembre de 2020, se adopten las «medidas oportunas para restablecer» a Torra en sus cargos de presidente de la Generalitat y de diputado del Parlament de Cataluña.

La defensa de Torra alega una «urgencia excepcional», puesto que esta condena, además de despojarle de su cargo de president, le imposibilita a concurrir a cualquier proceso electoral mientras dure.