La actuación preventiva se produjo en el marco del operativo para romper las cadenas de transmisión del coronavirus en el ámbito laboral. | Twitter

6

El Departamento de Salut de la Generalitat de Cataluña ha suspendido la actividad laboral de una empresa después de constatar que 19 personas que habían dado positivo por COVID continuaban trabajando, a pesar de conocer el resultado de la prueba PCR.

Según informa el govern catalán, fue a través de una inspección de trabajo y de los controles de cribado y de comprobación de medidas de seguridad por el coronavirus, que realiza el Servicio de Vigilancia Epidemiológica en Lleida y el Alt Pirineu y Aran, que se produjo dicha inspección en una empresa de la comarca del Baix Segre, cuyo nombre y actividad no han trascendido.

Según esta información, tras una primera visita a esta empresa se acordó realizar pruebas PCR a todos sus trabajadores. Así, el pasado 23 de julio un equipo del Servicio de Emergencias Médicas se trasladó para realizar pruebas PCR a los trabajadores, y aunque la empresa ya estaba notificada previamente, los administradores se opusieron a realizar los test.

Finalmente accedieron a que los trabajadores que quisieran se hicieran la prueba, y se realizaron 90 de entre los 190 trabajadores totales. De estas un porcentaje relevante -42 %- resultaron positivas y se tramitaron las correspondientes bajas laborales. El día 29 de julio se envió un nuevo requerimiento a la empresa para completar el cribado a todos los trabajadores, con fecha de 31 de julio. Sin embargo, ante la sospecha de que hubiera trabajando alguna persona con COVID positivo, el día 30 de julio conjuntamente con el Departamento de Trabajo, Asuntos Sociales y Familias se realizó una inspección sorpresa para constatar si se tomaban las medidas adecuadas y pertinentes.

En el marco de esa inspección se comprobó como 19 personas con PCR positiva continuaban trabajando. Ante la gravedad de los hechos y por la falta de colaboración por parte de la empresa, Salud Pública ha suspendido su actividad, a la espera de determinar la sanción pertinente a la empresa y sus responsables.