El Gobierno tuvo que habilitar el hospital de Ifema para atender a los enfermos con coronavirus. | Efe

13

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha reconocido este jueves que «con los datos que tenemos hoy es evidente que llegamos tarde» a la pandemia de la COVID-19, pero ha precisado que con los del mes de febrero no.

En el mismo sentido, ha reconocido que el estado de alarma se decretó tarde, pero ha asegurado que la actuación del Gobierno fue la correcta porque no tenían la información disponible actualmente. Además, ha defendido que España fue uno de los primeros países en decretar el estado de alarma.

El presidente del Gobierno también ha asegurado que está comprometido con los profesionales sanitarios y les ha agradecido su trabajo, al tiempo que ha destacado el del ministro Salvador Illa y el de Fernando Simón.

En relación a los rebrotes ha señalado que tendremos que aprender a convivir con el virus hasta que haya una vacuna, así como que el sistema está funcionando para controlarlos. En este punto, ha pedido a los ciudadanos que no bajen la guardia para evitar contagios de coronavirus.

Además, ha asegurado que el Gobierno no ha ocultado ningún dato en relación a la cifra de muertos.