Las ayudas recuperan la filosofía del ya histórico Plan PIVE. | Sergio Cañizares - Serge Cases

6

El Gobierno dará ayudas para la compra de vehículos de todas las tecnologías por valor de 1.050 millones de euros, de los que 550 millones corresponden a ayudas directas a particulares y organismos públicos y otros 500 millones a una línea ICO para la adquisición de vehículos industriales y comerciales.

Estas ayudas están incluidas en el plan de impulso al sector de la automoción elaborado por el Ejecutivo y que ha sido presentado este lunes por el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez.

Estas son las ayudas del nuevo Plan PIVE

Según la misma fuente, se trata de una inyección «récord» de recursos para reactivar el mercado, tras el desplome de las matriculaciones registrado en los meses de marzo, abril y mayo por la pandemia de la covid-19.

«Nunca antes se había inyectado tal cantidad, y se responde así a una demanda histórica del sector», que en varias ocasiones había reclamado ayudas para la compra de vehículos diesel y gasolina y no sólo eléctricos o de gas, han señalado las mismas fuentes.

Con estas ayudas, se estaría recuperando la filosofía de los conocidos como Planes PIVE, que se articularon para incentivar la demanda durante la crisis económica y con los que se favoreció la renovación del parque español de automóviles, que actualmente es de los más viejos de Europa Occidental, con una antigüedad media de 12,5 años.

En sus ocho ediciones, vigentes entre 2012 y 2016, los PIVE contaron con una dotación total de 1.115 millones y beneficiaron a 1.173.035 compradores.

Según avanzó el domingo Sánchez, el plan integral para el sector de la automoción está dotado de un total de 3.750 millones de euros y se centra en inversiones y reformas legales, estímulos a la investigación y la innovación, una fiscalidad que dote de mayor competitividad al sector y formación y cualificación para los trabajadores.

El plan incluirá medidas de financiación, «especialmente» para vehículos eléctricos, y ayudas para que las familias con menos recursos no se queden «atrás», mientas que empresarios y trabajadores autónomos se beneficiarán a través de «ahorros en combustible», ya que se facilitará la renovación del parque de vehículos para que sea más eficiente, explicó Sánchez.

«Los vehículos del futuro se parecerán muy poco a los del pasado en lo que se refiere a la incidencia en el medio ambiente», señaló el presidente, que subrayó que el plan va en línea con el objetivo de lograr cero emisiones en 2050.

Se trata del primer plan sectorial aprobado por el Ejecutivo para remontar la crisis económica derivada de la covid-19.