23

Antes del inicio del Sorteo de la Lotería de Navidad se ha vivido un momento polémico. Uno de los empleados de Loterías y Apuestas del Estado, encargado de llenar uno de los bombos, ha introducido algo en el bombo antes de cerrarlo. Rápidamente la polémica ha saltado a las redes.

En todo momento el empleado ha tenido la mano derecha recogida, lo cual indicaba que sujetaba algo. Tras entrar todas las bolas en el bombo, el operario ha dejado caer disimuladamente algo que las cámaras no han conseguido captar.

Desde Loterías y Apuestas del Estado, tras la polémica que se ha creado en redes sociales, han querido aclarar lo sucedido con un comunicado. "Una de las circunstancias previstas en el proceso de introducción de las bolas en los bombos es que alguna pueda rebotar hacia al exterior" han explicado.