Ambiente previo del Barça-Madrid. | Efe

Tsunami Democràtic ha iniciado este miércoles 18 de diciembre a las 16.00 horas, coincidiendo con la celebración de Barcelona-Real Madrid en el Camp Nou, una acción protesta.

Los Mossos d'Esquadra han desplegado desde primera hora un amplio dispositivo, con más de 3.000 agentes, incluyendo seguridad privada, para garantizar la celebración de un clásico entre el FC Barcelona y el Real Madrid de alta tensión ante la protesta anunciada por Tsunami Democràtic.

Noticias relacionadas

La plataforma anónima ha convocado una protesta en el exterior y en el interior del estadio barcelonista para hacer evidente en el clásico el lema «Sit and Talk» (sentarse y hablar), en una actuación impulsada en el marco de las protestas contra la condena a la cúpula del procés.

La Liga Santander - FC Barcelona v Real Madrid

Un tsunami con pocas incidencias en las gradas

Mientras en los alrededores del Camp Nou se producía disturbios entre los Mossos d'Esquadra y algunos de los manifestantes de la movilización organizada por Tsunami Democràtic, el ambiente del clásico disputado en el Camp Nou fue reivindicativo sin apenas afectar el desarrollo del encuentro.

Sólo en una ocasión se tuvo que interrumpir el encuentro, cuando varias decenas de pelotas de plástico amarillas fueron lanzadas por algunos aficionados desde la grada del Camp Nou en el minuto 55 de un partido sin chispa en el césped.

Los miembros de seguridad del estadio, mucho más numerosos este miércoles que en otras ocasiones, actuaron rápido para retirar las pelotas que alcanzaron el terreno de juego. Aunque como siempre el club había preparado un mosaico que cubría todo el Camp Nou con los colores azul y grana en ambos goles y los de la 'senyera' en el lateral y en la zona de tribuna, un segundo mosaico, el de 'Spain sit and talk', fue también protagonista al inicio del Clásico entre el Barcelona y Real Madrid.

Justo antes de que empezase el partido y, después de que sonara por megafonía el himno del Barça y luciera el mosaico habitual, una gran cantidad de aficionados desplegaron otro, con cartulinas azules del tamaño de una bufanda, mientras gritaban 'Spain sit and talk' (España, siéntate y habla), justo en el arranque de partido.

Tras esa petición en inglés, llegaron los primeros gritos de «¡independencia!», la primera acción de protesta, dentro del estadio, de las que han preparado la plataforma independentista Tsunami Democràtic para el Clásico de este miércoles.

Mientras las gradas reivindicaban consignas políticas, en el césped Marc Márquez, el seis veces campeón del mundo de MotoGP, realizó el saque de honor del clásico.

Se saludó con los capitanes Lionel Messi y Sergio Ramos y recibió los aplausos de la mayoría de aficionados. También de la mayoría de los que segundos antes habían entonado el lema «Spain, sit and talk».

Más allá de los momentos reivindicativos, el aficionado barcelonista vivió el clásico como siempre, animando a su equipo, aunque con menos sintonía de lo habitual debido al juego algo replegado de sus jugadores, a merced por momentos de la presión del Real Madrid.

Sí que se llegó hasta el Camp Nou la neblina procedente de la quema de barricadas que se producían en el exterior. Por ello, diez minutos antes del pitido final del árbitro, el club pidió a los aficionados a través de la megafonía que salieran del estadio por la salida norte, evitando la zona sur que da Travessera de les Corts, donde se estaban produciendo los disturbios.

Los aficionados más precavidos no dudaron en perderse los últimos minutos de clásico para evitar atascos. Poco de fútbol se perdieron los aficionados en el césped. Al final, con mucho orden y pocas prisas, los asistentes al partido abandonaron el Camp Nou, en uno de los clásicos que prometían más y que menos ofreció en los últimos tiempos.

Periodistas de TVE y La Sexta sufren el acoso de los manifestantes cuando informaban en los alrededores del Camp Nou

Periodistas de TVE y La Sexta han asegurado haber sido acosados por parte de los manifestantes cuando trataban de informar desde los alrededores del Camp Nou de los incidentes registrados antes del Clásico entre el Barça y el Real Madrid.

Durante la conexión de un directo de la periodista de TVE Cristina Pampín para informar de los incidentes en los alrededores del estadio, se ha podido ver como varios manifestantes colocaban un cartel de Tsunami Democrátic delante de la cámara. «Varios equipos de TVE han tenido problemas para informar en los alrededores del Camp Nou durante la celebración de el Clásico. La compañera Cristina Pampín ha protagonizado uno de los incidentes durante su directo para La 2 noticias», ha denunciado RTVE en redes sociales.

Además, en otra conexión en directo, la periodista de La Sexta Mireia Germán ha sido objeto de otro incidente, cuando manifestantes que la cadena ha identificado como miembros de 'Lliris de Foc' han rodeado a la reportera con excrementos. «Estaba para contar que la gente se estaba dirigiendo al estadio de forma pacífica y ha venido una persona a ponerme todo de excrementos a mi alrededor. Me ha especificado que eran de burro. Los Mossos estaban pendientes por si tenían que actuar y han venido unos compañeros para poder hacer nuestro trabajo», ha denunciado Mireia Germán, según recoge La Sexta.

Detienen a una segunda persona por los disturbios 

Los Mossos d'Esquadra han detenido a una segunda persona por los disturbios ocurridos junto al Camp Nou mientras se disputaba el clásico entre el FC Barcelona y el Real Madrid, en ambos casos por arrojar botellas de cristal a los agentes.

Según ha informado la policía catalana, esta segunda detención se ha practicado en la zona de Travessera de Les Corts, donde los Mossos han cargado contra grupos de radicales que habían cruzado y encendido contenedores en la vía, junto al Camp Nou.

Horas antes, los Mossos habían detenido a una persona que también había arrojado una botella a la línea policial, en este caso cuando los agentes intervenían para evitar una pelea entre el grupo radical de los Boixos Nois y grupos independentistas.

Los Mossos d'Esquadra no descartan que haya más detenciones por los incidentes ocurridos en los alrededores del estadio barcelonista.

Nuevas cargas de los Mossos en los alrededores del Camp Nou

Los Mossos d'Esquadra han llevado a cabo nuevas cargas en los alrededores del Camp Nou contra manifestantes independentistas que les lanzaban objetos y trataban de impedir el paso de los furgones policiales.

Los incidentes han ocurrido en la zona de la Travessera de Les Corts, donde a lo largo de la tarde se han producido enfrentamientos entre la policía y manifestantes radicales, coincidiendo con la protesta que había convocado la plataforma anónima Tsunami Democratic aprovechando la celebración del partido Barça-Madrid en el Camp Nou.

Un grupo de manifestantes se ha sentado en el suelo tratando de bloquear el paso de vehículos y algunos de ellos han intentado impedir la circulación de los furgones policiales.
Es entonces cuando los agentes de la policía autonómica se han apeado de los vehículos y han cargado contra los radicales, que también han lanzado objetos a la policía.

Tsunami asegura que la policia ha impedido una gran acción prevista en el Camp Nou


Tsunami Democràtic ha asegurado que la actuación policial durante el Clásico entre el FC Barcelona y el Real Madrid de este miércoles ha impedido una «gran acción» prevista en el campo y en las gradas del Camp Nou.

En un mensaje en Telegram, Tsunami puntualiza que no pone excusas y que no ha sido un fracaso porque «la gente no ha fallado y sigue teniendo claro que esto continúa mientras no haya autodeterminación, derechos y libertad».

En este canal, detallan que la acción estaba pensada en varias fases: la primera consistía en el acaparamiento del foco mediático y el lema 'Spain, sit and talk', dejar en evidencia al Estado y la convocatoria de protesta, la que creen que se ha logrado con éxito.

La segunda fase era que el mensaje 'Spain, sit and talk' estuviera presente en el campo y en las gradas: «Dos grandes pancartas, centenares de miles de personas con cartulinas y decenas de lanzadores de pelotas amarillas han hecho ver y oír el lema en todo el mundo, a pesar de la censura», remarcan.

INCIDENTES PROTESTA "TSUNAMI DEMOCRÀTIC"

Un manifestante saquea un furgón de Mossos durante los disturbios


Un manifestante ha conseguido abrir las puertas traseras y llevarse objetos de un furgón de los antidisturbios de los Mossos d'Esquadra, que han podido ser recuperados, durante los disturbios en la zona del Camp Nou, donde Tsunami Democràtic había convocado una protesta con motivo del Clásico. En este punto, un grupo de manifestantes ha acorralado a dos furgonetas antidisturbios, y una decena de antidisturbios ha tenido dificultades para protegerse de la multitud, además de que un agente ha caído al suelo y otro ha perdido el casco, aunque poco después lo ha recuperado.

El incidente ha ocurrido cuando una decena de manifestantes se ha sentado en la confluencia entre Travessera de les Corts y Arístides Maillol y los mossos han tratado de retirarles, pero más personas han acudido y se han enfrentado a los policías.

Uno de los mossos que estaba en este punto ha recibido un empujón de uno de los manifestantes y ha caído al suelo durante este mismo incidente.

Además, un grupo de cuatro personas que estaba impidiendo que un furgón del mismo grupo avanzara ha tenido que subirse al capó al continuar la marcha el vehículo policial.

La Liga Santander - FC Barcelona v Real Madrid

Los bomberos apagan los contenedores incendiados en el entorno del Camp Nou


Los Bomberos de Barcelona están trabajando para apagar los contenedores incendiados en el entorno del Camp Nou, la mayoría de ellos en la Travessera de les Corts, donde se están produciendo los disturbios.

Manifestantes encapuchados han quemado contenedores haciendo hasta cuatro barricadas en la zona del Camp Nou, mientras se estaba jugando el Clásico entre el FC Barcelona y el Real Madrid.

Dos de las barricadas estaban en Travessera de les Corts, ante los accesos 16 y 18 del campo, y otras dos en la calle Riera Blanca, en el cruce entre Travessera de les Corts y Arístides Maillol.

Al menos doce heridos en los disturbios junto al Camp Nou durante el clásico

Al menos doce personas han requerido asistencia sanitaria, todas ellas de carácter leve, por lesiones sufridas en los disturbios junto al Camp Nou durante el clásico, en los que los Mossos d'Esquadra han cargado y disparado proyectiles de «foam» mientras radicales incendiaban contenedores.

Según ha informado el Sistema de Emergencias Médicas (SEM), de los doce heridos, cuatro han requerido un traslado a un centro sanitario.

Además, un cámara de la televisión de Barcelona betevé ha resultado herido en una pierna por el rebote de una bala de «foam» que le ha impactado mientras grababa los disturbios, según han explicado a Efe fuentes de la televisión local, aunque el periodista ha podido continuar con su trabajo.

Tras una tarde en la que la protesta convocada por la plataforma anónima Tsunami Democràtic ha discurrido con normalidad, tras reunir a unas 5.000 personas, según la Guardia Urbana, algunos radicales han tomado la calle en los alrededores del Camp Nou, en pequeños grupos, donde han cruzado contenedores y les han prendido fuego.

Los Mossos d'Esquadra han efectuado varias cargas y han lanzado proyectiles de «foam» para intentar despejar la zona, por ahora sin éxito, mientras se disputaba la segunda parte del clásico, al que asisten más de 90.000 personas.

Piden a los aficionados salir por la zona norte del Camp Nou para evitar los disturbios


El FC Barcelona ha pedido por megafonía a los aficionados que están en el Camp Nou al acabar el partido con el Real Madrid que salgan por los accesos de la zona norte, por la avenida Joan XXIII, para evitar los disturbios.

Asimismo, los Mossos d'Esquadra han pedido, en el mismo sentido, que los espectadores abandonen el estadio evitando los accesos de la zona sur, en Travessera de les Corts, que están cerrados, en un apunte en Twitter.

En la zona de los accesos 16, 17 y 18 se han producido disturbios y manifestantes encapuchados han encendido cuatro barricadas con contenedores, que han empezado a ser apagados por los Bomberos de Barcelona.

PREPARATIVOS PROTESTA "TSUNAMI DEMOCRÀTIC"

Radicales queman contenedores y fuerzan unas barreras de acceso al campo

Manifestantes encapuchados han quemado contenedores haciendo una barricada en la Travessera de les Corts de Barcelona, ante el acceso 18 del Camp Nou, mientras se está jugando el Clásico entre el FC Barcelona y el Real Madrid. Asimismo, grupos de manifestantes han hecho una segunda barricada con contenedores y una valla de seguridad ante el acceso 16 del campo, que posteriormente también han encendido.

Los concentrados convocados por Tsunami Democràtic han logrado abrir las barreras del acceso 16 del Camp Nou mientras se celebra el Clásico y han intentado colocar una barricada, aunque los Mossos d'Esquadra lo han impedido y han cargado para dispersarlos.

También ha habido cargas en la zona de Travessera de les Corts de Barcelona, cerca del estadio, al producirse altercados en la zona con grupos de encapuchados, y los antidisturbios han usado las lanzadoras de proyectiles de foam.

Los manifestantes han lanzado objetos contundentes contra la policía y han tratado de cruzar contenedores y hacer barricadas, y los Mossos han respondido cargando y se han producido carreras, sobre las 20.40 horas, y al menos hay una persona detenida.

Lanzamiento de pelotas amarillas al campo

Varias decenas de pelotas de plástico amarillas fueron lanzadas por algunos aficionados desde la grada del Camp Nou, en el minuto 55 del clásico entre el Barcelona y el Real Madrid, lo que obligó a parar el partido durante unos instantes hasta que los miembros de seguridad del estadio pudieron recoger y retirar las que alcanzaron el terreno de juego.

La acción de protesta, una más de las que ha organizado la plataforma independentista Tsunami Democràtic para este encuentro, coincidió con el cambio del azulgrana Nelson Semedo por Arturo Vidal a los diez minutos de la segunda parte.

Tras el lanzamiento de la pelotas, buena parte del Camp Nou cantó «Llibertad, presos polítics», mientras miles de aficionados volvieron a exhibir las pancartas azules de 'Spain, sit and talk' (España, siéntate y habla), que ya habían mostrado al inicio del clásico.

Despliegan dos pancartas en las gradas al empezar el Barcelona - Real Madrid. 

Gritos de «libertad presos políticos» al inicio del partido.

Comienza el Clásico. Sígalo aquí en directo.

La seguridad del Barcelona requisó una buena cantidad de caretas con el rostro de Lionel Messi, que se repartieron antes del encuentro contra el Real Madrid, a los aficionados que quisieron acceder al Camp Nou con la imagen de cartón del jugador argentino. En una previa del clásico marcada por la movilización de la organización Tsunami Democràtic, se repartieron retratos del jugador rosarino con las banderas de Cataluña y el Barça dibujadas en el rostro, el mensaje «Único en el mundo, Força Barça» y una imagen de los seis Balones de Oro conquistados por el delantero azulgrana. En el control de seguridad al estadio, el personal del club, además de chequear exhaustivamente a todos los aficionados, requisaron las caretas de cartón.

La circulación de la avenida Diagonal de Barcelona se ha reabierto antes de las 19 horas tras estar cortada alrededor de una hora y media por la concentración de Tsunami Democràtic con motivo del partido entre el FC Barcelona y el Real Madrid. El corte de tráfico también había afectado la movilidad en la salida 11 de la Ronda de Dalt y en los accesos de la avenida Diagonal por la B-23. Según la Guardia Urbana, unas 5.000 personas se han concentrado en los aledaños del Camp Nou en la convocatoria de Tsunami, según cifras de las 17 horas.

El conseller de Interior, Miquel Buch, y el comisario jefe de los Mossos d'Esquadra, Eduard Sallent, han supervisado en el Camp Nou el dispositivo de seguridad en el interior del estadio, con motivo del clásico entre el FC Barcelona y el Real Madrid y las protestas anunciadas por Tsunami Democràtic. El conseller ha visitado a los operativos de los Mossos que velarán por la seguridad del clásico, «como se hace en cualquier partido del FC Barcelona» en el Camp Nou, según ha precisado en su cuenta de Twitter. 

Exhaustivos controles de seguridad para el acceso al Camp Nou.

La plataforma anónima Tsunami Democràtic ha reunido a unas 5.000 personas en su protesta en los alrededores del Camp Nou tres horas antes del clásico entre el Barcelona y el Real Madrid, en medio de un gran dispositivo de seguridad. Según han informado fuentes de la Guardia Urbana de Barcelona, hacia las 17.00 horas Tsunami había logrado reunir a unas cinco mil personas entre los cuatro puntos de su convocatoria, en cada esquina del estadio barcelonista. En principio, la Guardia Urbana no tiene previsto actualizar la cifra de concentrados en la protesta de Tsunami porque a partir de las 17.00 horas han empezado también a llegar a los alrededores del estadio azulgrana los primeros aficionados para asistir al clásico, que empieza a las 20.00 horas.

Tsunami democràtic

Los jugadores del FC Barcelona y del Real Madrid, así como los colegiados del Clásico que se disputa este miércoles a las 20.00 horas, ya están en el Camp Nou después de realizar sin problemas y aislados de manifestantes y seguidores el breve camino entre el hotel y el feudo blaugrana. El árbitro canario Alejandro José Hernández Hernández y sus asistentes fueron los primeros en abandonar el Hotel Sofía en dirección al Camp Nou, en un paseo de apenas 500 metros, poco antes de las 17.45 horas. Poco después fue la expedición del FC Barcelona, con jugadores y cuerpo técnico a la cabeza, quien se subió a su autocar. Lo hizo entre vítores de aficionados que desde la lejanía del perímetro policial de los Mossos d'Esquadra animaron a los suyos. Los últimos en arrancar desde el Sofía en dirección al Camp Nou fueron, entre algunos gritos en contra y silbidos, los jugadores del Real Madrid, que llegaron al Camp Nou minutos antes de las 18.00 horas. Una treintena de manifestantes han observado la salida de los autocares desde el patio de la facultad de farmacia de la Universitat de Barcelona, donde han colgado carteles de Tsunami en la fachada y en la valla. Las calles entre el hotel de concentración y el estadio estaban cortadas al tráfico y cerradas al público, por lo que el camino se hizo en medio de grandes medidas de seguridad, con una escolta policial, y en apenas dos minutos sin incidencia alguna.

Salida de los jugadores del Real Madrid y del Barça del hotel de concentración.

PREPARATIVOS PROTESTA "TSUNAMI DEMOCRÀTIC"

Cada ve se suman más personas al llamamiento de Tsunami Democràtic de concentrarse en cuatro puntos cercanos al Camp Nou, en la previa del clásico Barcelona - Real Madrid. 

Los cortes de tráfico provocados por los manifestantes convocados por Tsunami Democràtic bloquean el paso a varios autobuses urbanos en las horas previas a este Clásico entre Barcelona y Real Madrid.

En un comunicado este miércoles, Tsunami ha asegurado que a las 20 horas se podrá ver el partido y el mensaje 'Spain, sit and talk' -España, siéntate y habla- llegará a todo el mundo, y ha recomendado a la gente que, como en cualquier partido, lleve radio, agua y bocadillo.  En el comunicado, recuerdan que las acciones de este miércoles, como en todas las de Tsunami, se enmarcan «en la más estricta no violencia».

Un grupo de una treintena de personas ha recorrido el perímetro del Camp Nou con pelotas hinchables negras y reproducciones de balas de foam de medio metro aproximadamente en señal de protesta por el uso de proyectiles antidisturbios.

Estos manifestantes también llevaban carteles con ojos dibujados -por las lesiones oculares que pueden provocar los proyectiles- y han gritado ' 1-O ni olvido ni perdón' y 'No merecéis la 'senyera' que lleváis' -en referencia a los Mossos-.

Placeholder

Tsunami Democràtic ha repartido 100.000 cartulinas con el lema «Sit and Talk» (sentarse y hablar).

El hotel Sofía, punto de encuentro de ambos equipos en las horas previas del Clásico entre el Barcelona y el Real Madrid, es también el elegido para el tradicional almuerzo entre las directivas de ambos equipos.

El habitual contacto de los presidentes con los medios a la entrada de las directivas en el restaurante, tanto cuando se ha producido en Madrid como en Barcelona, esta vez ha quedado anulado por las estrictas medidas de seguridad.

Por ello, los informadores no podrán acceder en la entrada a los invitados, quedando todo en manos de vídeos y fotografías que distribuirán los propios clubes tras el encuentro de directivas.

El Barcelona ya ha distribuido algunas fotografías en las que las dos juntas posan en la terrazo de lo alto del hotel, y también una instantánea de los dos presidentes (Josep María Bartomeu y Florentino Pérez) estrechándose la mano.

El establecimiento hotelero está blindado por los Mossos y los alrededores del Camp Nou también están controlados por la policía autonómica con el apoyo de la Guardia Urbana barcelonesa. La primera expedición en llegar fue la del Real Madrid y posteriormente la del Barcelona.

Los jugadores del Barça aparcaron sus automóviles en el Camp Nou y posteriormente realizaron juntos el traslado en autocar hasta el Sofía, que se encuentra a 600 metros.
Desde primera hora de la mañana, los accesos estaban cortados. En el Sofía, centro neurálgico en las horas previas, es donde se acumularon más curiosos que se mezclaron con los medios de comunicación.

Ambos equipos almorzarán en el citado hotel, las directivas compartirán mesa y está previsto que la salida de los dos equipos y del cuartero arbitral se produzca a partir de las 18:00 horas (16:00 CET).

Un par de horas antes, está previsto el inicio de las movilizaciones de la plataforma independentista Tsumami Democràtic, para lo cual se ha dispuesto de un gran despliegue policial y de seguridad, tanto fuero como dentro del campo, para blindar el partido.

El presidente de la Generalitat, Quim Torra, ha insistido que debe respetarse el «derecho de protesta» y ha pronosticado que este miércoles por la tarde los ciudadanos se podrán expresar «con libertad y tranquilamente» en los aledaños del Camp Nou y que el FC Barcelona ganará al Real Madrid.

La seguridad es férrea en las inmediaciones del Camp Nou horas antes del Clásico.

Tsunami democràtic cuelga una pancarta y cita a todo el mundo a partir de las 16 horas en el Camp Nou.

El conseller de Interior, Miquel Buch, ha dicho que, «de entrada», no ve «ningún peligro» en introducir pelotas hinchables en el Camp Nou , aunque ha advertido: «No me toca a mí decidir qué material se puede entrar y cuál no».

La plataforma anónima Tsunami Democràctic ha convocado una protesta en el exterior y en el interior del estadio barcelonista para hacer evidente en el clásico el lema «Sit and Talk» (sentarse y hablar), en una actuación impulsada en el marco de las protestas contra la condena a la cúpula del procés.

Agentes antidisturbios, de la división de tráfico, de la unidad de subsuelo, de seguridad ciudadana y la unidad canina de los Mossos d'Esquadra se han activado a primera hora de la mañana para garantizar el acceso de los jugadores de ambos equipos al Camp Nou, así como el de los árbitros y los aficionados.

Los Mossos d'Esquadra desplegan desde primera hora de este miércoles un amplio dispositivo, con más de 3.000 agentes, incluyendo seguridad privada, para garantizar la celebración de un clásico entre el FC Barcelona y el Real Madrid de alta tensión ante la protesta anunciada por Tsunami Democràtic.