Vídeo del momento en el que la familia Franco vive momentos de tensión con los policías en el interior de Mingorrubio. | Youtube

31

La exhumación de los restos de Francisco Franco del Valle de los Caídos se llevo a cabo este jueves tal y como estaba previsto. Los familiares del dictador quisieron supervisar en todo momento lo que se hacía con la tumba, un hecho que provocó algunos momentos de tensión dentro de la basílica y en el interior del cementerio de Mingorrubio, donde fue enterrado.

Aunque estaba prohibido grabar durante la exhumación y el posterior entierro, este viernes ya se han filtrado las primeras imágenes. En el vídeo se puede ver un forcejeo entre los familiares del caudillo y unos policías en el interior del cementerio de Mingorrubio.

Los momentos de tensión se vivieron después del funeral y tras la salida de la ministra de Justicia, Dolores Delgado. En el vídeo, que parece grabado con un teléfono móvil, se escucha decir a los familiares: «Esto es una dictadura. No nos dejan salir, ya está bien». Una vez abren la puerta siguen increpando a los policías: «Un poquito de dignidad después de lo que han hecho. ¡Que nos dejen salir, hombre! ¡Qué vergüenza! ¿Esto qué es?», se puede escuchar.

Preguntada por este vídeo, la ministra portavoz en funciones, Isabel Celaá, ha explicado que «hubo una cuidada preparación, esmerada preparación» de todo el proceso de la exhumación de Franco y que «todo el mundo conocía las reglas del juego».

Noticias relacionadas

En la rueda de prensa tras el Consejo de ministros, Celaá ha añadido que «era público lo que se vio en el exterior», mientras que, tanto en la basílica del Valle de los Caídos como en la cripta de Mingorrubio, «se hizo un espacio para la privacidad». Por lo tanto, ha puntualizado, «no nos sentimos, en absoluto, acreedores de ningún tipo de queja».

Según la ministra, «lo esencial fue que la exhumación del dictador y la reinhumación fueron efectuadas en tiempo y forma», con «toda la dignidad democrática propia de un país como el nuestro» y «con respeto a la privacidad de la familia y a los ciudadanos».
«Las vivas de alguna gente están ahí y no vamos a entrar en ellas», ha dicho.

Sin saludos a la ministra y con una maldición al Gobierno

Los momentos de tensión no sólo fueron durante el entierro en El Pardo, las muestras de desprecio hacía el Gobierno de Pedro Sánchez se producieron desde primera hora de la mañana.

Según publican varios medios nacionales, los momentos de máximo nerviosismo fueron cuando se procedió al levantamiento en el interior de la basílica. Una de las nietas del dictador, María del Mar Martínez-Bordiu (Merry), se dirigió hacía la ministra y aseguró que se estaba profanando la tumba de su abuelo. Y añadió: «¡Que la maldición de desenterrar a un muerto caiga sobre vosotros!».

Además, los familiares de Francisco Franco denunciaron que les habían «intentado registrar» a uno de ellos porque sospechaban que podía haber grabado al menos parte de la ceremonia de reinhumación del dictador.

Por otra parte, tal y como había acordado el abogado de los Franco con el Ejecutivo, en ningún momento los familiares saludaron ni se dirigieron a la ministra de Justicia que estuvo presente durante toda la exhumación.