Previous Next
22

Al menos una treintena de personas han sido detenidas en diversos puntos de Cataluña durante este miércoles por su presunta relación con actos violentos en el marco de las diferentes concentraciones y manifestaciones en contra de la sentencia del procés, según han informado los Mossos d'Esquadra y el Gobierno central.

La mayoría de detenciones se ha producido en Barcelona, con 12 detenciones en la capital, además de una en Manresa y otra en Vilanova i la Geltrú. En Lleida se han contabilizado hasta 11 detenciones, en Tarragona cinco y en Girona tres, en una jornada que supera las detenciones del martes.

Asimismo un total de 96 personas han resultado heridas durante las protestas en el territorio catalán, uno de ellos grave y otro menos grave atropellado por los Mossos.

Según ha informado el Servicio de Emergencias Médicas (SEM), 57 de los heridos se produjeron en Barcelona, y 26 de los 96 contabilizados por el SEM requirieron asistencia hospitalaria.

El joven herido menos grave, que estaba detrás de un contenedor de basura durante las protestas que tuvieron lugar en Tarragona, sufre un traumatismo craneoencefálico tras ser atropellado por un furgón policial. Está ingresado en el hospital Joan XXIII.

Noticias relacionadas

El SEM asistió también a una persona en Sils (Girona), que fue trasladada al hospital en estado grave; a 14 en Manresa (Barcelona); a 12 en Lleida; a nueve en Girona; a una en Sallent (Barcelona) y a otras dos en Tarragona. Además, los Bomberos de Barcelona atendieron a una persona con contusión facial que podría perder un ojo y fue trasladada al Hospital de Sant Pau.

El balance provisional del Ministerio del Interior cifra en 35 mossos y 11 policías nacionales heridos en los disturbios del miércoles, algunos con lesiones graves, mientras que el total de agentes heridos desde el lunes sería de 194.

Incidentes en la Puerta del Sol durante la protesta contra la sentencia

Veintiocho de los heridos han sido atendidos por el SEM en Barcelona, donde esta noche se han producido fuertes enfrentamientos entre manifestantes y policías que se iniciaron al término de la concentración convocada por los CDR en el centro de la capital catalana.

En ellos grupos de manifestantes utilizaron cócteles molotov para incendiar contenedores y volver a plantar hogueras en mitad de la vía pública. Algunos vehículos particulares fueron pasto de las llamas, del mismo modo que abundante mobiliario urbano.

Torra llama a parar la violencia y la atribuye a «infiltrados y provocadores»

Además, varios cohetes de pirotecnia fueron lanzados contra un helicóptero policial que sobrevolaba la zona de los enfrentamientos.

Por otra parte, una juez ha acordado enviar a prisión a cuatro detenidos por los Mossos d'Esquadra por los disturbios de la noche del martes en Barcelona, donde agredieron a agentes de la policía y cruzaron contenedores en la vía, ante el riesgo de fuga y de que reiteren actos que revisten una «notable gravedad y trascendencia».